--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 22 de octubre de 2012

Cualquier medio de "comunicación" confunde, y mucho; es algo tan demostrable como que el agua es agua.
Porque....
- tienen sus intereses,
- obedeben más menos siempre a un poder,
- invitan casi siempre al que hace la pelota o es afín o les ayuda con su imagen conocida a tener más publicidad,
- les interesa demasiado la audiencia, por lo tanto lo que cause más espectacularidad,
- la pluralidad la ponen como lema pero nunca la cumplen por sentirla adversaria -incómoda, y a cualquier medio le gusta la comodidad-,
- resaltan demasiado medias verdades sublimándolas a rollo muy bonito hasta la saciedad, para ganar así en causas imaginadas o irracionales,
- tienen ya una línea marcada de ideal inamovible o de abstracción, no de personas o de realidad tal como es, ETC.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

TÚ VES CRUEL LO QUE TE CONVIENE.

Cuando contaminas, eso tiene consecuencias crueles ambientales, incluso causas enfermedades a los demás por esa contaminación.
Pues así están de "invisibles" las crueldades, tú ves cruel lo que conviene; y al otro le conviene otra cosa y al otro otra cosa.

Y todo únicamente porque no se valora al que demuestra, al que desconfunde, al que aclara y distingue, al que profundiza, al que detalla qué es cada valor y los hace todos coherentes.
La única causa es esa. Alguien puede demostrarte algo; pero, si tú no lo valoras, ayudas sin duda a que gane la sinrazón -y toda injusticia es una sinrazón-.

Y te digo más: Cualquier permanencia de la crueldad nace de los que siembran la sinrazón.

Sí, de esos que ayudas todos, absolutamente todos los días mientras ninguneas evidentemente a los que demuestran.

El ÚNICO que aporta algo en bien objetivo -sin cabida a trampas- es el que se esfuerza racionalmente: desconfunde, aclara, vence tópicos y seudoverdades, evita la manipulación, da la solución por el camino racional y, desde ahí, todo es una objetiva construcción o bien no manipulable.
------------

Si en un lugar el bien no se valora; pues, entonces, el bien no sirve.
Si la razón no se valora; pues, entonces, la razón no sirve.
Si la honestidad no se valora; pues, entonces, la honestidad no sirve.
Si la sensibilidad no se valora; pues, entonces, la sensibilidad no sirve.
Si el esfuerzo limpio no se valora; pues, entonces, el esfuerzo limpio no sirve.

¿Comprendes cómo sirve todo?
Por tu responsabilidad -o deber ético- de valorar bien.

Por el contrario, si ya vas corriendo a ayudar a lo mismo, por consecuencia lógica muchas de las injusticias que hay en el mundo -y a las que hipócritamente criticas- están causadas también por ti.

José Repiso dijo...

Si sigues en lo mismo (ayudando al pillo irracional con bla-bla, rollo o porque sí que le conviene), pues seguirá lo mismo; y, entre otras razones, porque tú eres también la causa, lo que lo provoca.
Así es, por ti y con tu colaboración sigue lo mismo en toda su dimensión de crueldades.

Entonces, antes de echarle la culpa a algo o a alguien, échatela a ti; porque tú eres algo igual.