--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 26 de enero de 2016

Si tú amaras de verdad a la razón (o al bien), pues jamás permitirías que el que demuestra razón quedara desprotegido, eso, en claro  !jamás!
El evitar o el torturar a la verdad-razón (o al que la demuestra) es el mal per se (o el objetivo del diablo practicado). Lo que tú haces escudándote con miles de bla-bla miserables o con todos los poderes

2 comentarios:

José Repiso dijo...

El mal no puede esperar una buena calificación,sino una contundente reprobación o rechazo o confrontación ineludible para evitarlo.

---

Cuando con las mentiras,unos de un grupo o país, han atrincherado-enterrado tanto la verdad, ésta estará ya totalmente privada a todos (el BIEN, que es la verdad, ya está privado a todos)

---

LA VERDADERA VIOLENCIA ES IMPOSIBILITAR LA VERDAD porque, objetivamente, así es ya como todas las infinitas mentiras-esclavizaciones-torturas-sinrazones tienen vía libre. Sí, en total objetividad. Mientras un acto violento (asesinar, robar, torturar, hacer un genocidio incluso) está limitado siempre en violencia (y es tarde o temprano controlable) el impedir la verdad no, pues desata todos los horrores de las millones de sinrazones.

---

NO TE ADAPTES NUNCA AL MAL AUNQUE TE LO DIGAN CIEN MIL PILLOS MEDIÁTICOS, BUENOS POR FUERA PERO PODRIDOS EN MIERDA por DENTRO

José Repiso dijo...

La luz es abrir la ventana para que entre y entonces ya se permite a la habitación-medio-cerebro.
La verdad es nunca cerrarle la ventana a la razón-luz-vida.


Si le cierras una vez solo la ventana, en ese ratillo se te asienta o se te consolida oscuridad


---

Un animal jamás le cierra la ventana a su bosque-vida-lógica natural