------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 12 de enero de 2016

Si no sabes lo que es la razón -que es lo único que detecta las mentiras-, cómo vas realmente a defender el bien o a desproteger las mentiras si ya has negado, descuidado o destruido la posibilidad de saber lo que es razón, de estar con la razón y de ayudar, tras eso, algo a la razón.
Entre la verdad y el ser humano la naturaleza no puso barreras (o sea, eran lo mismo); pero, es el ser humano el que ha puesto demasiadas rejas (evasiones inevitables de un egocentrismo, paraísos artificiales, premiadas confusiones continuas, etc), y demasiados muros (fanatismo, extremismo, fe ciega y otras alineaciones). Y ahora, en tales extremos, dice... "que no la ve"

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Todos tienen la obligación ética ineludible de luchar contra los abusos de cualquier sinrazón la haga quien la haga (aunque la haga un dios, un cientifico, doscientos científicos o un payaso) , o abuso de poder (mediático, fanáticoetc), y no favorecerlo

---

Luchar de verdad (y tener los esfuerzos válidos a tal luchar) ante todo significa
no venderte a ni siquiera una mentira
(tú ya te has vendido en verdad a miles).

José Repiso dijo...

"No importa cuantas palabras sagradas hayas leído, no importa cuantas has dicho. No sirven de nada si no actúas de acuerdo a ellas". Buda.
LAS PALABRAS, SI QUIEREN SERVIR A LA VERDAD-LIBERTAD-HONESTIDAD, no pueden ir ornamentadas de mentiras, de rodeos o de enturbiamientos, sino solo de directa verdad y de directos brillos de realidad. El vocabulario (el que no es aceptado a conveniencia por el hipócrita-corrupto) es lícito, honesto, bueno o justísimo si va dirigido no callar ni esclavizar a la verdad; y ha de ser lo más acusatorio si acusas sin teatros a injusticias, ni más ni menos. Al que le guste darles ornamentos de mentira a la verdad, pues ¡miente como un miserable bellaco o vendido!
22 de diciembre de 2013