------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 18 de mayo de 2015

Ante la sinrazón ¿qué hay que hacer? Sobre la realidad, objetivamente solo hay dos caminos:
1) Darle las espaldas, o de una u otra forma serle indiferente
2) Enfrentarte a ella con toda la desaprobación posible (no dejarle pasar ni a la sociedad que es tu medio-casa ni a tu alma que es tu identidad)
El máximo deber racional es que la sinrazón no se extienda -por nada-; y el máximo deber ético es que la antiética no se extienda
El mal o la sinrazón no se sigue ni se consiente ni se le da esperanzas con blanduras en no desaprobarlo o en no descalificarlo. Que en la sociedad se sobreproteja algún mal no significa que tú -para recibir premios como ellos- tengas que sobreprotegerlo también y... venderte. Y el mal -como hábito- lo instaló la sociedad patriarcal o colonialista o autárquica o los intereses creados que solo injusticias rentabilizaban.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Todos los intereses creados te han enseñado a darle las espaldas, todos los poderes te han enseñado a darle las espaldas y todas las rentabilidades de antiética te han enseñado a darle las espaldas.

José Repiso dijo...

El mal o la sinrazón no se sigue ni se consiente ni se le da esperanzas con blanduras en no desaprobarlo o en no descalificarlo.

Que en la sociedad se sobreproteja algún mal no significa que tú -para recibir premios como ellos- tengas que sobreprotegerlo también y... venderte.

José Repiso dijo...

Jamás la sinrazón puede decidir lo justo. Jamás la sinrazón puede decidir lo sensato. Y jamás la sinrazón (intolerancia) puede decidir la libertad. Si tus ojos quieren ver la verdad, siempre la mirarán; pero, si no quieren verla ni apreciarla, recurren a mil excusas pillas y corruptas para nunca hacerlo. 24 de febrero de 2014 ---- Los valores éticos y la permanencia de la razón por encima de lo irracional, de la barbarie o de lo desequilibrado, es un jardín que todos los días hay que cuidar; pues bien, me he pasado todos los segundos de mi vida cuidándolo yo solo cuando, por obligación, son todos los que lo tienen que cuidar y demostrar que lo cuidan. Con eso, en España no vale la razón, no vale la ética y no vale el corazón; por lo tanto, el jardín lo han ensuciado demasiado, me lo han llenado demasiado de... mierda. 25 de agosto de 2011 --- Todos HACEN CAMPAÑA todos los días por algo no plenamente racional, sino por gustos o por lo que creen o suponen algo bueno por en
José Repiso
el 23/04/15

El ser humano es el único a,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

José Repiso dijo...

En España jamás se entendió ni una mirada ni una explicación, ¡el juego sucio-macabro, el robar solapado y la horrible sobredignidad sí!