------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 22 de mayo de 2015

A la razón el poder le impide su desarrollo y su proyección y, en definitiva,  todo su espacio.
Es decir, cualquier poder -o recursos para imponer- obstaculiza que se siembre razón-ética inevitablemente a favor de las reglas instrínsecas del ser poder -que no son las naturales, las éticas ni las racionales-
Las reglas racionales jamás admiten una presión para que sean otras las reglas realizables (y el poder siempre presiona con otras).  Las reglas racionales jamás admiten reglas de indiferencia, de conveniencia, de coacción, etc.
Cada poder tiene SU ARTE INFALIBLE DE MENTIR, hecho para ti, para meterte en la mente sus intereses, de una forma infalible si no proteges desde el principio a la razón o al que demuestra. Por tu parte, si no evitas la mentira en ti, eres un tonto, un irresponsable, un destructor y un títere de vanidades.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Cualquier SINRAZÓN que ha prevalecido durante cientos o miles de años IRREBATIBLEMENTE ha contado con miles de recursos de imposición y con miles de ayudas de la gente y de la misma cultura.
---

La sinrazón siempre es ayudada por todos porque siempre da lucro o rentabilidad privilegiando a los que la imponen.

Mientras que la razón solo admite beneficios igualitarios o globales -y no discriminatorios-, la sinrazón siempre va hacia unos beneficios PARA UNOS, y va a una arbitrariedad.

---
Por ejemplo: La razón solo dice que la contaminación de coches hay que reducirla -sin rodeos y sin excusas-; pero, al momento cualquier sinrazón dice que la riqueza de los países ricos no va a tolerar perder privilegios o imagen de altura o poder.

---
Por ejemplo: La razón solo dice que no se puede maltratar (daño o herimiento gratuito) a ningún animal, sí, eso dice la razón LIMPIAMENTE (sin recibir nada a cambio).

Pero al momento sale una sinrazón o una tropa de HpP del poder, como alcaldes, intelectuales oficiales o ya vendidos, etc. (siempre amparando la violencia) que dicen que el maltrato a un animal es excepcional para sus pillerías rentables, para sus engaños rentables y para sus culturas en sucias mentiras.

-
O sea, ellos le contestan a la razón el "sí, pero", imponiéndola la ególatra o corrupta excusa.

21 de agosto de 2014

---
Los crueles habitualmente suelen alimentar y apoyar poder para, luego, tener poder... PARA CONSECUCIONES a miserable civismo.

----

Hay quienes, sin escribir libros (o sea, marketing en definitiva) saben más que los que han escrito quinientos.

--

Muchos se creen que la corrupción es algo que solo tiene que ver con el dinero; y olvidan que el censurarles a sus almas la ética es la peor de las corrupciones.

Sí, cuando la corrupción la alimentan, ¿qué ya harán?

22 de agosto de 2014
---


Bajo ningún concepto la educación para niños debe conllevar VIOLENCIA porque, objetivamente, SE FIJAN REACCIONES DE VIOLENCIA en el niño que lo absorve todo y, directamente, todas las maneras de reacciones de sus padres.
Hay mendrugos -por ciertos lugares que no quiero acordarme- que dicen que niños vivieron contemplando el maltrato hacia sus madres y... ¡no pasó nada! Bueno, eso de que no pasó nada vamos a dejarlo para los Tebeos, porque sí pasó lo que pasó, un desafecto familiar y fobias y frustraciones; además de una ACEPTACIÓN SOCIAL de esa violencia misma que muchos hacían. Sí, eso es lo más grave que le puede pasar a un niño que aprende a desmembrar insectos por ejemplo: QUE ACEPTA QUE ESO NO ES VIOLENCIA, QUE ACEPTA SICOLÓGICAMENTE QUE NO HAY SUFRIMIENTO.
Y eso se traslada a tantos adolescentes -con buena educación según sus padres- que queman a mendigos, y se traslada también a esos que suben vídeos en Youtube acosando a otro niño en la escuela y, en definitiva, a miles de casos que se comprueban que pasan por ese estilo.

12 de agosto de 2011

José Repiso dijo...

Se es mediocre siempre por la manera de actuar -o de participar o no en los hechos-, por una falta de decisiones propias, por un dejarse manipular y no ser uno mismo -a recursos naturales-. Así, el mediocre

- no aporta nada nuevo, sigue siempre a borreguismo y obedece a lo establecido sea justo o no;
- dice lo que dicen, no cuestiona nada, le parece todo bien en conformismo -y lo consiente-;
- no profundiza en nada -a indiferencia-, por eso comprende las cosas con simplismo, en prejuicios y en desnaturalización -se cree el primer entendimiento artificial que encuentra-.
19 de agosto de 2014

José Repiso dijo...

Ante cualquier INJUSTICIA solo puedes:
PROTEGERLA o ENFRENTARTE A ELLA.
Y la proteges así:
- No considerarla como injusta, puesto que no eres siquiera consciente de lo que es injusto o de lo que contraviene a los valores éticos -y, así, la tratas bien, aceptándola, consintiéndola y amparándola como justa-.
- El frivolizarla o el silenciarla -es la peor manera consciente del mal-; ya que se niega o se evita la protección de los afectados por ella, es decir, es neta crueldad.
- El debilitar a quienes verdaderamente -en hechos- luchan contra ella; sí, esto se hace por envidia o por intolerancia -al ser esos de otro país, de otra ideología o de otra opción de libertad-.

9 de marzo de 2012

José Repiso dijo...

He sido la persona de España que más ayuda he necesitado; pues bien, no sólo nunca se me ha ayudado, sino que los mismos recursos vitales -los mismo de la naturaleza- se me han quitado. Como si un árbol necesitara que le den agua en un desierto y, por contra a esa necesidad, le sacaran las raíces.
Yo ya tenía bastantes realizaciones como escritor prescidiendo de ellos; sólo al principio del año dos mil tenía contactos, amigos, colaboraciones, columnas convenidas en bastantes revistas, periódicos e instituciones de América. Pues bien, todo se me destruyó por presiones de unos que nunca me favorecían nada, pero sí tenía que recibir su destruir. Es como si una persona está veinte años construyendo con sus propias manos -sin ayudas- una casa fuera de su país, y van los de éste y se la destruyen. Como si Goya se va a Alemania a pintar y ni siquiera allí le dejan pintar.
Sin tener recursos, las ediciones de mis libros a gran costo han sido fuera de España, algo que me ha esquilmado mis posibilidades.
La esencia del alma de una persona sólo está en el saber valorar, atendiendo a una escala de valores, a una prioridad del esfuerzo en el mínimo poder por recursos, a una generosidad, a una empatía y a una humanidad.

10 de marzo de 2012