--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ningún grupo de poder -con sus recursos materiales e influyentes de presión- se ha quedado atrás en ejecutar su mismísimo poder, beneficiándose ante todo él. Estos dirigen medios económicos hacia lo que valoran parcialmente, hacen una ley que a ellos proteja primero y multiplican los medios de difusión con lo que ellos predisponen de desinformación.

Millones muriéndose esperan a que no cojan siempre lo mejor ellos.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Imponen (contra la razón, que es la verdadera imposición) que el maltrato a los animales sea patrimonio de la humanidad -en su clara deshumanización-, imponen que se manifiesten como ellos quieren (por lo que se anula el derecho a la manifestación, que es en lógica que el manifestante decida su libre y pacífica manifestación) e imponen quiénes deben pagar los derroches de ellos.

Violencia e imposición es lo mismo, pues no existe ninguna violencia que no imponga, por lo que es intrínseca de ella.

José Repiso dijo...

Pero ahí van a estar los lameculos lamiendo poder, obedeciendo sus directrices -sin cuestionarlas ni un segundo- e imponiendo toda una gran lamida de mierda con sinrazones totales.

Que se imponen muy bien, que para eso están todos los recursos de presión solo de ellos y con su crueldad sin fin.