--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 16 de noviembre de 2013

Hay sitios en donde, sin defender verdaderamente la razón, todos se creen que saben; y, a bandadas de bocazas,  van sembrando sus líos o ligerezas mentales como ciertas en los medios megalómanos de estupidez.  Claro, al final el fruto es solo más líos enredados y más desconocimiento racional de todo.
No hay nada más miserable que me roben dignidad por tanto juego sucio.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

No es de extrañar que, en muchos lugares, los aliados del poder actúen muy eficazmente como "guardianes de la ignorancia" (ya que, en muchos aspectos, cuanto más ignorante es alguien más consiente y más obedece).
De veras, y eso significa inmovilismo (favorable al poder, porque permanezca todo como está, con los mismísimos privilegios para los mismos).

José Repiso dijo...

Se ignora que, para que un valor ético se proteja, requiere siempre tres predisposiciones:
1) Que no lo eludas.
2) Que no lo impidas.
3) Que no lo niegues.
Y del mismo modo, para que uno sea coherentemente racional, con cualquier razón se ha de tener también esas tres predisposiciones. Así es, no se puede eludir, ni impedir ni negar cualquier razón.