--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 17 de septiembre de 2013

Sólo ayudando a lo justo  (lo que se esfuerza o se reglamenta como correcto únicamente CON LA RAZÓN) no permites lo injusto; entonces, en eso y en prioridad, no puedes ayudar al que pillamente, mediatizando, confunde y favorece a otra cosa o a intereses de poder -como ahora haces-.
Demuestre usted cualquier cosa de las más elementales (cómo respira, etc.), ¿a que ya es difícil?, ¿a que no vale ni rumor o ni influencias o ni protagonismos, sino sólo unas reglas?); por el contrario, en facilismo, existen miles de formas de mentir y, éstas -al ser tan fáciles y protegidas por intereses de "cualquier poder"-, están siempre en todos los medios de manipulación que los mueven "cualquier poder" (considerando "poder" al que impone o pone con máxima capacidad de presión y con recursos que ya son privilegiadamente de él, a decisiones sin ética).
El "tertualismo" pasa a ser "charlatanería".
De fulanos/as al tertulianismo charlatán.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Los TRUCOS aumentan y aumentan. Si ayer tenían 3500, hoy tienen 3502. No puede evitar ser los máximos HdP de toda la historia y de todos los universos posibles.

Los medios de manipulación y los intectuales HdP españoles de la manipulación están solo para eso o eso es su base segura.

---

Ahora se inventan: "Si se ayuda a los bancos, pues también se ayuda a los ciudadanos".

¡Qué pillos!
Y, así, si se ayuda a las multinacionales norteamericanas, pues también se ayuda a EE.UU.;
y, así, con ese truco tan putrefactamente pillo, si de ayuda a los banqueros de Haíti o cercanías, pues también se ayuda por seguro a los haitianos. Y si se ayuda al narcotráfico méxicano, pues ayuda económica que va para muchos mexicanos.

17 de noviembre de 2012

José Repiso dijo...

Los que se obsesionan en la "patria" tarde o temprano llegan a algún fanatismo o a alguna exclusión o destrucción.
Igualmente los que se obsesionan en medidas únicas -de pensamiento único- inamovibles o inadaptables..., llegan a destruir.

Pero el que piensa en los derechos humanos -aunque se obsesione en eso- nunca tal camino causa daños;
lo que ocurre es que no beneficia este camino a los grupos de poder de siempre.

---
Toda la crueldad posible se concentra en el "entre ellos".

Reconocen, sí, pero entre ellos y a los de ellos; protegen, sí, pero entre ellos y para los de ellos; aman la amistad y la generosidad, sí, pero entre ellos y con los de ellos, etc.

Todos los crueles aplicaban y aplican ese "entre ellos" o "entre nosotros" (todos, hasta los nazis, amaban, sí, pero entre ellos). Es decir, llevan todos los valores y principios éticos a un circuito cerrado y corrupto de conveniencia; y, así, los intentan seguir, ya manipulados a su conveniencia y a su corrupción interior.

Así, ellos no cumplen el bien ni nada, no, sino que el bien lo adaptan a su crueldad y aplican luego ese bien ya interesado.

Eso es lo que ocurre en España, todo lo amoldan a lo que les interesa; amoldan la ética a sus retorcidos intereses, amoldan la razón a sus retorcidos intereses, amoldan la fe a sus retorcidos intereses, amoldan todo a sus retorcidos intereses.

Cuando el bien, la razón, etc., es precisamente TODO LO CONTRARIO, lo opuesto a todo eso.

---
"No saber valorar" es la peor crueldad -a largo plazo, aún más- que puede tener un ser humano.
---


Todo lo que he manifestado -oral y por escrito- es únicamente producto del usar la razón totalmente, al margen de intereses, de trucos mediáticos y de poder para silenciar, y de conclusiones dadas por hecho.
Y eso es MUY DIFÍCIL porque supone demasiado esfuerzo, demasiada renuncia y demasiado soportar presiones de lo contrario. Es tan difícil, en objetividad, que casi nadie lo ha conseguido; pues cualquier intelectual o sabio, uno u otro, puedo demostrar que tiene bastantes errores de incoherencia o de conseguir esto plenamente.

Así pues, si es tan difícil y asimismo tan constructivo -puesto que es precisamente la razón, y no la sinrazón, lo único que construye-, tendrá eso un reconocible mérito, una obligada deuda ética conmigo, una dignidad mìnima, un algo mínimo de conciencia de que tal hacer mío se ha hecho ya, sí, se ha hecho sin negacionismo miserable y sin esconder más lo que es..., y lo es porque alguien lo ha luchado o lo ha hecho.

Pues bien, como monstruos se resisten a eso, a eludir conciencia y a eludir reconocimiento de dignidad.

Piensa que una persona o tiene conciencia o no tiene conciencia (para que lo entiendas, como se suele decir es "vergüenza", integridad o vergüenza ética) y, también, o tiene capacidad de reconocer -de valorar- o no. Pues esas dos condiciones son esenciales para que cualquiera tenga una ejemplaridad o autoridad ética que justifique lo que hace. Pero no..., ellos, a lo monstruoso, quieren tenerla sin eso, quieren imponer esa mentira como si nada, a máxima humillación y sin reprobación. El seguir en un "la Tierra es plana" o en un "las mujeres son inferiores", como ejemplos, por la fuerza.
---

José Repiso dijo...

TODO LO QUE YO HAGO O DIGO ÚNICAMENTE SE UTILIZA:

- para que sea todo ético o racional,
- para que no se destruya -y se recupere- una dignidad,
- para que no se manipule, se calle o se olvide alguna injusticia,
- para que no se ayude y se compense a los errores.


¿PRUEBAS DE ESTO?

Pues que no he ganado ni un céntimo con todos mis esfuerzos, que no he ganado fama, ni poder, ni el tener influencias, ni algún estado de privilegio. Por lo tanto, solo he buscado lo anteriormente señalado. Y no se trata de creerlo -el que reduce todo a creencia es un incapacitado racional o un fanático-, sino del confirmarlo; y todo apunta -sin nada o pruebas en contra- a que es así.

---
Los que eran verdaderamente sensibles vivieron siempre en la sociedad sin ser considerados sensibles, sino rebeldes, extravagantes o idealistas-subversivos muy perseguibles por atentar al orden impuesto.

Por el contrario, todos los allegados y arrodillados a la religión, automáticamente obedientes y cerrados -en caparazón- a las miserias o a los que gritaban justicia, eran considerados muy sensibles; los que se golpeaban el pecho en Semana Santa y, en demagogia, solo hablaban de patria, de lagrimitas de teatro por una gran tradición, de glorias de poder -o sea, de abstracciones- y no de lo que era directamente humano. Así es, seguían a unos intereses del poder -de una forma objetiva-, y a los
"muy suyos", importándoles un pedo la conciencia de lo justo, de lo humilde o de lo libre.
----

Un movimiento social ha de tener su guía o guías que personalicen a ese movimiento -que den una voz o una forma-imagen coherente-, si no tienden a desaparecer.

----
Es inhumano también que los medios de manipulación normales los difunden como riéndose a veces, como utilizándolos de distracción o como negocio por vender más a costa de tanto sufrimiento implícito.

En el mundo NO EXISTE ningún problema, absolutamente ninguno de una forma objetiva, sino sólo los que se forman de la confusión, de la total mentira, de la intolerancia evidente (pues impiden la razón), de la manipulación, del abuso de poder del tener recursos de poder, de los mismos intelectuales españoles y de esos que se creen buenos.
Eso es así ahora, hoy, y mañana. Por imposición de ELLOS; y luego, por cara dura y por más perversión y cinismo, se atreven a decir que los dictadores son malos.

TODOS LOS SUFRIMIENTOS SON -EN EL FONDO- CAUSADOS POR LO MISMO O SÓLO POR ELLOS -Y ESO QUE ASTUTAMENTE SE PINTAN DE SANTOS EN LOS MEDIOS, PARA BENEFICIARSE AÚN MÁS-.

El que manipula más gana, porque tiene más mecanismos de confusión creados y más rentabilidades de eso para seguir financiándose o adquirir o robar recursos por doquier.

--------------

Algunos necesitan de soldados, de mucha riqueza, de influencias, de grandes medios manipuladores, etc. para luchar (estos son los que siempre, siempre, destruyen). Por el contrario, otros solo necesitan a su voz demostrativa e invendible, a su fuerza de humildad y a su ilusión por no traicionar a su insistencia por una justicia digna y a ellos mismos (estos son los que nunca destruyen lleguen a donde lleguen, pero consiguen conciencia).

16 de noviembre de 2012