------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 9 de septiembre de 2013

En ningún contexto, no siempre después de bajar o de tocar fondo sigue subir, a veces puede haber una estabilidad duradera abajo -como ocurre en personas o en instituciones que nunca logran superar una pérdida- y ya, en el caso de una economía, la situación puede recomponerse con mucha lentitud si se ha destruido demasiada mano de obra, fondos económicos o capital inversor.
Hay países que se han mantenido décadas sin subir ni bajar, en un estado de autarquía o intentando renovar su modelo de producción.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Sólo se crece cuando ya no se pierden recursos (fondos públicos o del gasto público, bienes o medios que producen, protecciones sociales, mano de obra, etc.) y se demuestra o se evidencia que todos esos se recuperan.

José Repiso dijo...

Haz el bien, pero el cómo nunca lo oficialices o lo formalices a un sólo dictamen, porque será ya el bien una dictadura.

El cómo debe sólo ser elegido por la coherencia misma de quien hace o desarrolla un bien.

Para el bien cualquier cómo es válido si es coherente -con valores éticos-.

Por ejemplo, Jesucristo eligió su cómo: subvertirse a las leyes -romanas-, perdonar él lo que las leyes y costumbres del país nunca perdonaban -por lo que ofendía continuamente- y descalificar a todo aquél que hipócrita o erróneamente se encontraba bien calificado o privilegiado.

José Repiso dijo...

El fin no justifica los medios" siempre he dicho que eso es una frase hecha, que necesita mucho fondo de explicación.

Sí, para un fin ético sólo son válidos los medios éticos.

Pero hay muchos fines que no son ni nunca han sido éticos; el comer imprescindible, por ejemplo. Un ser humano ha de comer COMO LE SEA POSIBLE contraveniendo a la menor ética posible.

La defensa de su propia vida, también; en caso de máximo riesgo.