--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 24 de julio de 2012

Para tener CONCIENCIA sobre la realidad se precisa:
- Conocer algo real de forma racional.
- Aplicarle a ese conocer los principios éticos
- Verificar y RECONOCER si lo has hecho así (autocrítica)
- Y, por último, RECONOCER a quien lo hace así al margen de tu conveniencia emocional.
Pero elabora cada cual su desprecio a eso -el reconocer a lo racional, sí, se desprecia-, habiendo un resultado de incapacidad de conciencia.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Se hace lo que harían los nazis. Nunca de la realidad se ha comprobado dignidad, sino todo lo contrario -en mí-. Ni reconocen nada, odian el reconocer -justo lo que haría Hitler- y todos los HdP a esfuerzos facilísimos, manipuladores que imponen sus mentiras -al mismo tiempo que se me censura, pues la realidad lo ha demostrado siempre- y sus dobles varas de medir.
Todo es escenario de falsedad donde el superficial -pero con todas las influencias y recursos- y el astuto a infinita mentira se impone.

---

En todas las épocas -en ignorancia, en vanidad- se creían haber llegado a las cimas del conocimiento, presuntuosos de que ya poco quedaría por mejorar o aprender; pero... estaban en cierta barbarie, a sin conciencia de ello.

Ten en cuenta que en esta vida se le puede dar las espaldas a la CONCIENCIA, al DEBER ÉTICO y al CUMPLIMIENTO o al compromiso, lo que significa un escenario de falsedad por muy bonito que lo pongan los interesados -pues en toda dictadura o barbarie el escenario fue precioso, es decir, la SUPERFICIALIDAD fue pintada hasta lo más hermoso-.

Sí, se le puede dar las espaldas a la responsabilidad, a la sensatez, a la honradez, al amor ético, a la justicia, etc.; y eso solo significa en neto que se IMPIDEN, claro, que se impiden los valores éticos por esos MEDIOS, con tales preciosidades o justificaciones de superficialidad.

Y, asimismo, se impide al que demuestra todo esto que estoy diciendo (porque la sobreprotegida e imperante superficialidad lo impide), y se impide reconocimiento a quien -demostrándolo- se esfuerza en luchar contra tanto eludir valores o se impide, al menos, el dignificarlo mínimamente.
Esa es la crueldad: No vivir éticamente o humanamente, ni dejar vivir.

-----------

Ahora mismo, puedo asegurar que sin duda la superficialidad está pintada hasta lo más hermoso; algo que, conllevando tanta brutalidad y barbarie, destruye la sutilidad del construir lo ético y lo humanitario que requiere mucho cuido, persistencia y protección.

Exactamente es lo contrario de lo que se hace: el sentido psicológico de la espectacularidad en el mundo ha crecido abismalmente -casi de una forma irreversible-, el rigor de esfuerzo por los ideales ha decrecido también demasiado y, además, hay más respeto por la imagen y por lo mediático que por el mismo esfuerzo del conocimiento -se ha perdido el "honor de cultura"-.

José Repiso dijo...

A mí España NUNCA me ha permitido nada, ni me ha dignificado ni un segundo de vida. He recibido lo mismo que los judíos recibieron de Hitler, ¡esos son los hechos!

José Repiso dijo...

En el mundo NO EXISTE ningún problema, absolutamente ninguno de una forma objetiva, sino sólo los que se forman de la confusión, de la total mentira, de la intolerancia evidente (pues impiden la razón), de la manipulación, del abuso de poder del tener recursos de poder, de los mismos intelectuales españoles y de esos que se creen buenos.
Eso es así ahora, hoy, y mañana. Por imposición de ELLOS; y luego, por cara dura y por más perversión y cinismo, se atreven a decir que los dictadores son malos.

TODOS LOS SUFRIMIENTOS SON -EN EL FONDO- CAUSADOS POR LO MISMO O SÓLO POR ELLOS -Y ESO QUE ASTUTAMENTE SE PINTAN DE SANTOS EN LOS MEDIOS, PARA BENEFICIARSE AÚN MÁS-.
----------------

Algunos necesitan de soldados, de mucha riqueza, de influencias, de grandes medios manipuladores, etc. para luchar (estos son los que siempre, siempre, destruyen). Por el contrario, otros solo necesitan a su voz demostrativa e invendible, a su fuerza de humildad y a su ilusión por no traicionar a su insistencia por una justicia digna y a ellos mismos (estos son los que nunca destruyen lleguen a donde llegen, pero consiguen conciencia).
------------

La mayoría de los intelectuales españoles UTILIZAN CORRUPTAMENTE LA DIGNIDAD; hablan de ella a plena inconsciencia de sus egos y de sus caprichos. Porque, cuando apoyen una sobrevaloración injustificable, la pisotean y la destruyen.

Si usas mal el amor -sin ética-, no amas, odias; si usas mal la dignidad, humillas o vas instalando la humillación.

---------------
Todos los días están manipulando los intelectuales españoles, todos los días a miles de mentiras por programa, y no paran, pero no dejan a otro demostrarles que son mentiras ellos y sus palabras (claro, todo lo confunden produciendo un negacionismo total), y ni siquiera dejan hablar ni vivir....

En este mundo se ceban, sí, con el más débil, y lo desmenuzan anímicamente y lo destripan hasta que solo sus poderes -por solo sus malditos poderes- ganen.
¡No tienen vergüenza alguna, ni remordimiento, ni ética! Sólo silencian para... ganar. ¡Qué fácil!

----

Si la razón es únicamente demostrar razón y el permitir el hacerlo, a mí en España no me han permitido ni un átomo. Claro, razón -o ética- es ÚNICAMENTE el permitir la razón, al igual que nadar es permitir nadar, al igual que dormir es permitir dormir, al igual que respirar es permitir respirar, o al igual que vivir es permitir vivir.

Si un ser cualquiera dice la razón de que 2+2 es 8, ÚNICAMENTE ES RAZÓN SI NO SILENCIA AL QUE DICE QUE 2+2 es 4, éste demostrándolo de muchas maneras.
Pero en España aplicán el método antirracional del silenciar eso. Claro, nunca así tienen razón, sino únicamente un dictarlo todo. O una mentira total.
Nunca el que silencia puede tener ni un valor ético, porque es lo contrario.

Celine - juegos de Ben 10 dijo...

estoy de acuerdo con usted, creo que es hora de hablar, manifestarnos, en las calles, en los medios y redes sociales, no pueden callarnos.