--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 3 de julio de 2012

LA UNIÓN FANÁTICA

Una unión inteligente y humanitaria únicamente la justifica la motivación o la causa de esa unión; así es, si se dice: "Nos hemos unido por la guerra", "Nos hemos unido por el fútbol", etc., demuestra que la unión no tiene o no desarrolla una causa verdaderamente justa -"Todos contra el hambre", por ejemplo- y sí la mueven otros intereses -muchos de cortinas de humo o de poder-.
Los que crean crisis causan más hambre

4 comentarios:

José Repiso dijo...

En China todos están unidos para oprimir libertades, países islámicos se unen para proteger ciertos extremismos que atentan contra los derechos humanos, etc. Sí, las uniones siempre existirán, pero la mayoría son retorcidas, estúpidas o peligrosas, pues son utilizadas por tapar problemas, injusticias o culpabilidades, y también por extremistas patrióticos y clasistas que siempre -para su favor- vuelven la vista a los poderes anteriormente establecidos de orden incontestable y de obediencia.

Además, el principal problema psicológico-social del mundo es la unión aborregada, la movilidad fanática e imprevista de las masas que potencialmente siempre provocan cualquier gran horror.

Lo que sí tiene que existir es una masa no unida sino convencida en la convivencia ética y tolerante, y que responda siempre con más reflexión y autocrítica y con menos fervor de jauría o fanatismo.

José Repiso dijo...

Lo de "El fin no justifica los medios" es una absoluta falacia con total probación, una frase hecha que todos a borreguismo han seguido.

Sí, en maquiavelismo, tiene un fondo de verdad: que no puede utilizarlo el poder o no puede utilizarse como un poder contra alguien o contra la sociedad, o para consecuciones sociales.

Pero, por ley o por instinto natural, el fin debe y puede utilizar todos los medios -y también cuando se trata de la máxima prioridad ética o de la dignidad-.

Por ejemplo:

- Una madre, para salvar a su hijo/s en peligro de muerte, por ley natural ha de utilizar todos los medios.

- Un ser vivo o una persona, para salvar su vida en peligro de muerte, en autodefensa y por respeto a sí mismo, ha de utilizar todos los medios.

- Un ser vivo o una persona que ha sido humillada durante toda su vida, por su dignidad y respeto a sí misma, ha de utilizar todos los medios. No se espere que, un animal al que se le machacado a palos toda su vida, no puede siquiera morder.

15 de mayo de 2012 10:05
-------------------------------


- De una vez por todas, la condición natural de la sexualidad de una persona forma parte de la genética y del instinto; por lo cual no se puede eliminar ni es modificable.
¡Sí!, el instinto lo podemos adaptar a nuestra vida social, como hacemos con los animales, pero eso no significa más que REPRIMIR el instinto salvaje que poseen PARA NUESTRA CONVENIENCIA O PROVECHO -es la domesticación: una "humanización" del animal que éste no tiene como propiedad natural y, también, que éste no elige NUNCA-.

El ser humano sí ha reprimido el instinto salvaje a favor de "lo civilizado", pero ¡lo ha elegido!

Aunque, cuando se trata del instinto sexual, como es el caso de los homosexuales, es inservible y peligrosa la represión; puesto que su modificación NO ES POSIBLE -no se puede cambiar ni lo genético ni los instintos-.


En claro, se puede predisponer lo genético para un ser vivo que vaya a nacer o vivir. Pero esto es PREDISPONER, no modificación.

Modificar o cambiar es que, a una persona que ya vive, se le cambie su código genético contenido en las células, algo que a ese ser ya lo identifican; lo que significa eliminarla o eliminarle su identificación, o sea, eliminar la persona que es.

José Repiso dijo...

Los ultracerdos solo pueden cerdear y cerdean siempre con todos los poderes, recursos y mañas cochinas en todos sitios -sin que dejen uno en paz-.

En cambio, hay personas que contra todo eso sobreviven, hacen, dicen y limpian las cosas.

José Repiso dijo...

Irreversible únicamente es "lo que no tiene vuelta atrás" de una forma objetiva o racional o científica (otra cosa es que alguien quiera con voluntad obsesiva imponer algo como irreversible, a intención fija, cerrada y predeterminada; pero... lo irreversible NO DEPENDE NUNCA DE LA VOLUNTAD, no tiene nada que ver); entonces, ¿por qué dice cualquier cabronazo lo que le conviene sin más por su negocio mental?