--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 9 de julio de 2012

LA BUENA POLÍTICA: CONSEGUIR QUE LA DEUDA NO FRENE DETERMINANTEMENTE EL BIENESTAR O EL CRECIMIENTO.
Para eso, los ciudadanos no pueden tener sus recursos de protección social, de consumo y de inversión esquilmados, ¡nunca!, por medio de unos recortes e impuestos sin fin.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

En España, todo lo que se dijo que no se iba a hacer, ahora se está haciendo -justificando lo injustificable-; si hay manifestaciones, se dice que de hagan amaestradamente "sin violencia" y sin mucho manifestarse para no dar mala imagen. O sea, locura total.

Más recortes y más recortes y más recortes..., eso y todos calladitos como ovejas consentidas y cagadas.

José Repiso dijo...

Eso de las manifestaciones "totalmente pasivas y pacíficas" es un eufemismo o se lo han inventado los facilistas.

Sí, una minoría de las veces podría ser posible en... algo; pero la gente se manifiesta, la mayoría de las veces, contra injusticias muy impuestas -un modo de violencia- y contra opresiones -otro modo de violencia-.

Además, ya tan solo gritar en una manifestación ya es un modo de violentar el "tranquilo orden".

Así es, una manifestación contra un dictador que está asesinando, difícilmente puede ser resignada en impunidad y pacífica; ahora bien, si ya se hace para reivindicar algo no muy relevante, pues a lo mejor sí.

Depende del grado de indignación, de paciencia -toda paciencia tiene un límite gracias a Dios- y de una gran necesidad que tienen todos de cambio.