--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 3 de septiembre de 2011

MOVIMIENTO 15-M
"Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos".
(Conclusión sobre este movimiento) Stéphane Hessel
Modo de acción: Indignidad libre, desobediencia al silencio o a la complicidad y convocación de protesta continuada.
Efectos óptimos: Ha creado incomodidad a esos que son conformistas con unas medidas inadecuadas frente a la crisis y a las injusticias; ha provocado motivación frente a la pasividad; y ha tenido influencia o repercusión internacional.
Obstáculos en España: Desprecio por los reaccionarios conservadores, represión -porque el poder exige manifestaciones "domadas"- y manipulación.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

Las manifestaciones contestatarias no pueden ir nunca -por coherencia- al gusto del poder o del orden; ya las meramente reivindicativas sí.

José Repiso dijo...

Desde sus comodidades de la totalidad de los derechos ya recibidos, todos los que tienen recursos de poder se limitan a defender tales comodidades o privilegios "como si ya estuvieran en todos". Y van montado todas sus verdades sobre esa gran mentira; claro, al final el resultado es GRAN MENTIRA de... incalificables.

José Repiso dijo...

¡Cuánto juego limpio tienen algunas personas! -como M. Hernández- y ¡cuánto juego sucio y monstruoso tiene su mismo país que no le dejó sin agonía ni un solo segundo!

José Repiso dijo...

LUCHANDO SIEMPRE DEBO CONTRA LA INTOLERANCIA, porque es España el país o infierno más intolerante del Universo.
http://delsentidocritico.blogspot.com/2010/11/la-intolerancia-es-solo-una-postura-que.html


Nunca en ese infierno -con sus diablos- me ha servido la razón ni la ética ni nada, ¡UN TOTAL JUEGO SUCIO!!!! que sabe venderse muy bien -como el diablo lo haría-.

José Repiso dijo...

Para decir algo o antes de decir algo, yo tengo te tener 5 pruebas objetivas por lo menos; si no, nunca lo digo.
Así, hasta la última afirmación que he hecho, por muy dura que parezca -¡todas!-, cuenta con esas pruebas, por encima de lo que me guste o no me guste.