--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 13 de septiembre de 2011

EL PUEBLO DE LOS BURRACOS
En un lugar de la gran... Castilla, se encuentra un pueblo -muy extraño- que bien maltrata al Toro de la Vega; y ¿por qué?, ¿qué les ha hecho?, ¿qué amor es ese?; y, si aman así, ¿por qué no se dedican a clavarse ellos mismos lanzas en el pecho a ser si les gusta?, como tradición, como hermosa tradición al menos.
Lo que pasa es que tienen solo miedo como cobardes -como cagados- ante un animal indefenso; por eso tienen que ir todos contra él -no a favor de él, como hacen los que aman- y encima con lanzas.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Mientras vivieron los bárbaros durante mucho tiempo, ÚNICAMENTE VEÍAN SU BIEN -que no lo había, pero lo veían- y veían a los romanos como malignos, imperialistas, soberbios, etc. Pero ellos establecían dicharacheros benevolencias en sus REDES SOCIALES sobre ellos únicamente, al margen de los hechos, o sea, dictaban su bien o al que demostraba lo perseguían, y arrasaban pueblos y violaban niñas...; pero ellos insistían -sin demostrar nada- que hacían lo correcto.
Esto es lo que pasa en España, ellos siguen y siguen, pero sobre esa base que, a perversión buenizada, fijan.

En estos tiempos de confusión y de no reconocer nada... se arrasa mucha dignidad, se destruye...

Cuando seres humanos hay que nunca reconocen razón...¡DESTRUYEN SIEMPRE!, y yo no he visto aún que reconozcan un ápice de algo (¡entre ellos sí!, pero eso no vale, es como si ladrones demostrasen a ladrones que no son ladrones).