------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 23 de julio de 2016

Solo quienes instalan confusiones en la sociedad instalan asimismo las más graves consecuencias de crueldad o de injusticia. Una confusión es el anteponer el gusto, el capricho, la línea, el fanatismo o la sinrazón a lo correcto o a lo sensato -algo que queda pospuesto a las pancartas de cualquier dirigido y sobreprotegido porque sí-.
Y jamás un campesino o un carpintero han instalado alguna confusión, ¡imposible en intervención social!, sino objetivamente intelectuales embaucadores, a doble moral (ya que saben impedir la razón por preservar poder de influencias-privilegios), aprovechados al uso y abuso de tal corrupción.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

El bien empieza atendiendo lo más pequeño, desde lo más pequeño o desde los detalles que es lo que da exactitud o precisión de bien.

Así es, el bien no se hace con la vista gorda, aprobando prejuicios, justificando cada vez más descuidos, sino el bien es algo muy íntegro, completo y delimitado PARA QUE NO EXISTA LA MÁS MÍNIMA CONFUSIÓN y se distinga claramente el acierto con respecto al error, a Dios con respecto al diablo. De eso se trata, hay que saber lo que es "Dios" y lo que es "diablo", para que estés claramente en un sitio o en otro. Hay que saber lo que es cuidar la "naturaleza" (estar con ella) y no cuidarla, sí, no engañar a nadie ni a ti mismo.

---

Por eso se hace el bien en todos los sentidos, venciendo la conveniencia, la parcialidad o el antropocentrismo.

15 de julio de 2014

11 de febrero de 2016, 15:26 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Si les preguntas a millones apegados-arrodillados al poder (haciendo millones de injusticias) si son buenos, al momento te dicen que sí,asco!
Los crueles jamás pueden decir que son crueles o que hacen solo crueldad,¡todo lo conseguido,premios,hilos en negocios... , todo lo perderían
Por eso, han de seguir así, con todo a favor de ellos y con Twiter ayudando a maquillar la mierda o a que ésta se haga flor desde uno a otro.

---
Si le preguntas al que apoyó al GAL si es bueno,¡te dice que sí! y da lecciones de moral encima,así son los españoles

---
Si le preguntas al que apoyó a cualquier injusticia si es bueno¡te dice que sí y da lecciones de moral encima y se santifica a sí mismo,así son

---
Si le preguntas a un franquista si su genocidio fue bueno, al momento te dice que sí, ¡éste es el criterio y valorar de todo español, cierto!

---

Si hubiese estado Jesucristo en España, lo hubieran crucificado cada segundo.¡A la misma luz hubieran crucificado!, ¡y a toda razón también!, ¡y a Dioa!

---
Los crueles jamás pueden decir que son crueles-,¡todo lo conseguido, premios, hilos en negocios,lo perderían al perder imagen-máscara buenista



12 de febrero de 2016, 8:57 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
El bien exterminándose, de bien lo que lo hace que está exterminándose, éso, lo primero que ha de hacer es impedir que le exterminen, y todo lo que haga por permanecer-sobreexistir será irrebatiblemente bueno o santo.

Un ejemplo:
- Los animales utilizan como medio a otros animales o plantas (comiéndolos) para sobrevivir o para proteger la vida (fin). Así es la base de los seres vivos o de la naturaleza

- La Biblia o cualquier libro sagrado que revelan la palabra de Dios solo hablan de lo correcto y de lo incorrecto, o de lo premiable y de lo que ha de ser castigado. O sea, lo que representa siempre el bien ha de preservarse y está legitimado a todo, a lo que fuese imprescindible hacer por defenderse.

---

Una persona DESDE EL BIEN (o desde la razón), tras demostrar que un bien fundamental ha sido pisoteado o exterminado, tiene todos los infinitos derechos (existentes o por existir)) a insultar miles de millones de veces (y, encima por hacerlo, manteniéndose infinitamente santo o ético) por DESAPROBAR, IMPEDIR, CONDENAR o no darles facilidades al mal.
En cambio, una persona desde la insistencia de un error o DESDE LA SINRAZÓN no tiene porque exigir nada, y no tiene por qué impedir o condenar nada bien justificado; por lo tanto, no tiene ni un átomo de derecho a insultar a nadie ni a nada. Así es esto de limpio y de decente.

27 de octubre de 2015
---
La palabra "verdad" en boca del que miente
tiene el mismo valor (o validez racional-ética)
que la palabra "vida" en boca del que mata
o la palabra "respeto" en boca del que esquiva sin cesar a la razón-ética o va protegiendo las sinrazones.


Dios, a estos bocazas, les hubiera partido las bocazas, para que pronunciaran -por lo que son- "mierda" solo.

27 de octubre de 2015

José Repiso dijo...

Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) la libertad de expresíon en España (si se me ha recibido públicamente para una cosa, estaba forzosamente limitado a esa cosa o a limitarme a su "preparado" de agenda) .

Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) la mínima dignidad humana (a la cual no se le puede negar ni a Hitler, porque una persona tiene dignidad de persona, una mínima estipulada en la Convención de los Derechos HUmanos y en la moral de todas las religiones) nunca de perro.

Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) un segundo de derechos humanos o de respiro o de no tortura en España

Así es

10 de marzo de 2016