--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 10 de julio de 2016

Si silencias al bien (camino de razón-ética) ya desencadenas todas las injusticias posibles (hechos desamparados de razón, de sensatez o de aclaración sobre lo correcto ineludible o de bien). 
Y también callas al que eso no hace y sí ampara la razón. Sí,  ahí tú haces el mal, lo veas o no lo veas o no quieras verlo.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

El respeto solo tiene un único camino: no desproteger jamás de los jamases al que demuestra al mismo respeto, o sea, a ése que demuestra a razón (o a aclaramientos de razón), y no a reglas obedientes a intereses de poder o a particulares.

Si eludes ese camino, tú no respetas objetivamente ni al aire o ni a ti mismo.

José Repiso dijo...

El SILENCIO impide los recursos dela verdad, y ésta sin sus recursos termina siendo restringuida (o sea, pasando a media verdad) y ya matada por él.

---

El que tiene algún poder siempre va a negar y a ocultar sus injusticias. Y a multirrecursos (y a influencias de poder que él tiene) va a imponer la mentira (egoconveniencia o sus intereses maquillados de virtudes) que quiera.
El que él haga eso no es lo grave, sino el que tú siempre lo protejas (como tal o cual oveja protegiendo al lobo)