--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 16 de julio de 2016

EL CAMINO DEL BIEN en la sociedad está o no está por ti, se fortalece o no por ti;  o sea,  por él  tú tienes una ineludible determinación de voluntad en toda tu vida. Pero lo único que necesita tal camino para subsistir es
- Un no deslucirlo por ti (o un no ridiculizarlo para no debilitarlo). 
- Un no confundirlo por ti (y así no se evita tal como es, clarificado, especificado, para ti ni para los demás). 
- Un no justificarle nunca una desprotección (porque realmente le des la prioridad de bien sobre lo que no lo es).
- Un exigirlo críticamente tanto en ti como en los demás (puesto que el bien es un deber-responsabilidad que se evalúa porque no se descuide, sí, el cual siempre se exige y nunca se consiente su descuido).

1 comentario:

José Repiso dijo...

Y lo esencial para no confundir el bien es... no inventarse el bien; así es, como no puede inventarse cada uno unas "reglas de tráfico" a la conveniencia del cabezo bruto imparable de presuntuosidad.
Sí, el bien solo está determinado o demostrado por la razón-ética o también (que es lo mismo) por ejemplaridades, como Jesucristo, que nunca presentaron contrariedad con lo que es realmente el bien de todos (eso sobre una base de demostración práctica-experimental o racional).