--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 19 de julio de 2015

Todo tiene inevitablemente confrontación y todo, quiera o no quiera, tendrá confrontación. Otra cosa es que la confrontación que tú des sea ética-racional pero, aunque lo sea, no dejará de ser una inevitable confrontación siempre: la defensa de quien defiende el bien ante la defensa de quien defiende un mal -consciente o insconciente-

Sí, un medio cualquiera siempre se confrontará al frío, al calor y a todo riesgo de estabilidad. La paz tarde o temprano se confrontará a quien quiere debilitarla, y asimismo cualquier bien, ¡siempre! porque, si no, se debilitará.  El bien no está ya dado, claro, sino hay que darlo ante lo establecido -y protegerlo activamente contra sus contrarios que actúan por eliminarlo, en compromiso tuyo de bien-
Lo que tú no hagas de bien, ya se queda sin hacer y. por ser una no entrega de bien o de luz,  eso producirá un consecuente no bien o mal.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

"Tu bien o el bien" únicamente es un bien real cuando es UN HACER el bien, y ahí no admite una pasividad.

El bien capacidado de bien -o que no es capaz de un no bien- es un constante protegerlo de lo que pueda debilitarlo, sí, es tal confrontación (en reglamento únicamente ético) de supervivencia, es un CELO DE BIEN, un no ceder ante quien te quiera parar tus acciones de bien o parar al bien mismo.

José Repiso dijo...

Todo lo que no se defiende -en continuidad de actos posicionados o reglamentados en tal defensa- desaparece.

José Repiso dijo...

LA SENSIBILIDAD SIN EXPERIENCIA -ACTOS- NO EXISTE
La sensiblidad predeterminada o genética o exclusiva para unos pillo-privilegiados (sin hacer nada, solo por dictámenes de nacimiento o clasificación) no existe, es un mito o una gran mentira.

Eres sensible porque estás afectado ante ciertos valores o riesgos -que conllevan o evocan las experiencias-. Si son valores éticos, entonces eres un sensible ético o humanitartio o "espiritual"; si son riesgos de fobias, entonces eres un sensible hipocondríaco, en capricho; si son valores tuyos, imaginarios o de egolatria, entonces eres un sensible narcisista, sensible sí pero de lo que te conviene (tu mimez o narcisismo).
----

LA SENSIBILIDAD (Texto de 24 de abril de 2013)

A lo largo de la historia se ha hablado mucho de la SENSIBILIDAD como algo extraordinario de la inteligencia; y siempre con unas connotaciones de una gran vida interior o emocional llena de buenos sentimientos.

Sí; pero, en concreto, se es sensible a algo: a los deseos y fobiasde uno mismo, a cualquier arte, a la inarmonía social, a las injusticias, etc.

Lo cierto es que la sensibilidad tiene que estar desarrollada sobre unos conocimientos; pues, si no conoces algo, ¿cómo le vas a tener... sensibilidad? A muchas personas se les ha calificado de sensibles porque cultivaban un arte y, sin embargo, eran negreros, pederastas, explotadores..., no sintiendo ningún remordimiento de lo que hacían. ¿Hay una conveniencia en muchas sensibilidades?

En eso, ¿qué es sensibilidad?, porque se aclare más:¿una capacidad de impresionarse por las cosas?, ¿una capacidad por ver lo profundo de las cosas? -aun así, ¿qué sería "eso profundo"?, ¿una capacidad de tener mucha imaginación compaginada con narcisismo?

Siendo claro, está el sensible porque meramente siente con muchas emociones buenas o malas y, también, está el sensible con unos principios éticos, y éste siente conscientemente tales principios ya asumidos -en coherencia- en un rigor de lealtad, de practicarlos.

José Repiso dijo...

Los privilegios embriagan y, con ellos, no ves ni torta, no ves la realidad

---

Yo no consiento ni un truco de vendido más;
si tú continúas consintiéndolo y haciéndolo, en contra tendrás mi no consentimiento, mi no respeto a tanta crueldad, dándote siempre todas las condenas éticas, indignidades y dificultades posibles