--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 28 de febrero de 2015

Todo decir, propuesta, lema, ideal o utopía que insiste tercamente cerrándose a la razón es siempre camino hacia la sinrazón. Sí, todo lo forzado una y otra vez ante la razón es dictadura; porque ningún bien es forzado (que tiene que ser por la fuerza) y porque todo error es un forzar la ley natural o el equilibrio de la natura, la razón o la ética (claro, que algo tiene que encajar "por la fuerza", sí o sí del "porque sí", o que el tornillo tiene que enroscar "por cojones").
La persistencia del "porque sí" (esencia de lo imbécil) se halla en la costumbre, en el borreguismo de "hay que seguir en eso más y más", en los intelectuales que no reconocen nada y encegados siguen en su ideal anclado en el sí o sí dictando de locos, etc.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Si algo no ha funcionado en cinco mil años, insistir e insistir para que funcione... es una obsesión o error.
Pues ¡ya ha tenido eso cinco mil años para demostrarlo!