--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 18 de febrero de 2015

Los hechos SIEMPRE han puesto en evidencia que pisotean la verdad en intolerancia, quien la demuestra por no jugar sucio como ellos y no recibir algún beneficio de su venta-compra de sus valores éticos -con un no saber valorar racional-, también es pisoteado.

¡Cuánto tienen que sufrir unos por defender una verdad o una justicia! -ellos, ni sienten ni padecen objetivamente eso-. Solo, en hechos, han funcionado como obstáculos para la razón y para lo justo. Escritores de culebrones y de la sensibilidad amañada a solo retórica.
Si hacen tanta crueldad o, en el fondo solo nazismo, son los únicos que debería haber exterminado Hitler o el diablo, porque no destruyan todo aún más; ellos jamás han tenido piedad de nada -esencial-.
¿Qué hizo Galileo para cambiar las cosas? Pues NO SEGUIR EN LA EQUIVOCACIÓN en la que todos estaban con comodidad corrupta, en rentabilidades y en cobardía ética. - Sí, no seguir ayudando a la sinrazón (el mal es toda sinrazón) en los miles de hechos que tiene la vida, no seguir consintiéndola en los miles de hechos que tiene la vida, no seguir beneficiándote en los miles de hechos que tiene la vida y así ser coherente y VALIENTE en las acciones éticas en los miles de hechos que tiene la vida ES LO QUE YO HE HECHO ni más ni menos. ¿Y es poco? pues ¡nadie lo ha hecho en probación!

1 comentario:

José Repiso dijo...

Cada segundo de cada día que vivo estoy HACIENDO (CON HECHOS OBJETIVOS) razón y ética (que es el bien).

Lo curioso es que LO ESTOY DEMOSTRANDO; y también lo curioso es que además demuestro que ellos, cada segundo de sus vidas, garantizan la sinrazón (pues cientos y cientos de sinrazones les estoy demostrando), o sea, el mal (buenizado o no, enmascarado en bonito rollo o no) de la manera más irresponsable y cruel.