--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 21 de febrero de 2015

El primer procedimiento de lo corrupto es CENSURAR a la luz de la verdad o  impedir el camino de la verdad. Cierto, todo el que demuestra razón o verdad es censurado de esas miles de formas -incontables- que existen para censurar, ya una vez que se tienen recursos de poder para hacerlo.
Y a sufrir estos, mientras los lameculos y los vendidos se unen a ese proceder corrupto en bonitez llamativa de muchos suculentos recursos.

2 comentarios:

José Repiso dijo...


Vivir limpia o éticamente es ÚNICAMENTE vivir protegiendo a la luz (al que aporta a millones de objetivos e inengañables esfuerzos contrucción, probación de errores, descubrimiento de sinrazones, distinción de prejuicios, aclaramiento de fiable camino o razón), y no lo contrario o lo que oscurece (confusión, manipulación, conveniencia, enturbiamiento o engaño, desequilibrio o sobreprotección, etc.). Pero ellos se cagan en eso y siguen con las mismas inventándose muchos buenismos para autojustificaciones o burlas de HdP totales 15 de agosto de 2014 ---- Cultura es únicamente no poner cadenas a la razón ni tener puestos de control o de premiación a una línea de pensamiento, ni apegos al poder o a lo dominante para impedir cruelmente o maltratar a la libertad y a la igualdad (en derechos humanos). Justo lo contrario que me han hecho en España los terroristas -única y objetivamente terroristas- escritores españoles.

28 de noviembre de 2014

José Repiso dijo...

En cuanto tú esquives a algo racional ya estás haciendo una apología del error; pero, sobre todo, en cuanto tú esquives a alguien con su/una razón no rebatida ya estás haciendo una apología del error. Está más que claro, si tú esquivas a Galileo, ya aunque te den cien premios, aunque tengas cien licenciaturas, aunque lideres cien grupos culturales... ya estás haciendo una APOLOGÍA DEL
La pobreza es únicamente el resultado de la manera aplicada más democrática y populachera del mundo. ¡Cuánta crueldad se encierra en cualquier frase si, con ella, se quiere justificar el error.

11 de noviembre de 2014