------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 3 de febrero de 2015

Poseedores del Bien:
Una vez que utilizan a un dios, a un pueblo -hablan por él-, a un ideal preconcebido como el mejor -sin mejora-...,  casi todos se creen -sin pensar- poseedores del bien.
Así que se juntan, ahí, para un posible convivir, muchas clases o conveniencias del bien -en intereses de poder-; pero, teniendo en cuenta que solo un hacer es el coherente por el convivir constructivo (es decir, hay un único BIEN COMÚN o solamente hay una solución que dé el sí racional y viable al convivir);  ¿cuál es el verdadero entre tantos que tienen ellos? (Sensatez solo hay una, pero los medios manipuladores inventan miles). Aclaración: Del "ser feliz", se puede ser feliz -eligiendo- de muchas maneras; en cambio, del "ser real" no, pues tienes que ser real sin otra manera que ser real.
Asímismo del "ser racional", del "ser coherente" -ya que no existe dos o veinte coherencias- o del "ser bien coherente" sin justificar ni siquiera algo que contravenga al convivir social en el contexto que hay o con los recursos del planeta Tierra (eso es una regla matemática que solo admite una solución, entre los recursos que hay, los que lo usan y cómo se usan). Sí, lo que pasa, cuando no se defiende la racionalidad, es que la misma cosa se justifica como bien o como mal según los recursos de poder y la mediación usando conveniencias; claro, el bien está en burla "a la suerte" de eso.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Lo que une a todos por defender una dictadura es el amor a Dios o el amor al bien; con eso, todos están totalmente equivocados pero ... siguen machacando sin darse cuenta.

Si tú haces el bien A TRAVÉS DEL DINERO, no es tan bien, o no es el bien mismo. Puesto que el dinero no es la coherente o incólume vía del bien -sino la atención generosa y los hechos-.

Si tú haces el bien a través del poder, no es tan bien, puesto que el bien se hace a través de la humildad o de ver a tu semejante como igual -no tú con poder y él ante tu poder-.

Si haces el bien desde la imposición -una dictadura-, eliminas el libre albedrío, algo que Dios ni quiso eliminar; y tú te atreves, como más que Dios, a eliminarlo.

Sí, el bien no es lo que a ti te conviene a juego sucio, es el que es, sin trucos de tanto bla-bla, mediación y falsedad.

20 de octubre de 2012

José Repiso dijo...

En la justificación entra todo el arte de la pillería y de la máxima crueldad pintada de seda -por manipulación y tejemenejes de su poder-.

Si hacen mil veces mal, mil veces te lo justifican o te la cuelan recurriendo a la parte positiva que todo tiene o se inventan; así, que hay pederastia, te hacen señalar lo otro bonito; que hay discriminaciones, lo mismo; que hay irresponsabilidad en el deber de pagar impuestos como todos, lo mismo.

Y siempre lo mismo, todo se DIRIGE -dirigismo- a lo mismo: a que lo que hacen ellos es lo bueno, y lo que hacen los que no son ellos es o puede ser malo. A dogma, a locuradogma.

El que ya usa un poder, SIEMPRE JUSTIFICA BIEN sus abusos de poder; el que miente todos los días en los medios de manipulación, siempre justifica bien -hoy, mañana y pasado- sus mentiras y manipulaciones, pitándolas de seda y de lo que le dé la gana.

21 de octubre de 2012,

---

Todas las injusticias más horribles que existen TIENEN SU PARTE POSITIVA en un contexto o en otro -racional, emocional o de rentabilidad-.

Si a todos los corruptos que han robado se les perdona lo que deben a lo público -o lo que han defraudado a Hacienda- porque ahora declaren algo, es algo horrible..., pero beneficia algo.

Si a un grupo terrorista se les perdona todo porque entreguen las armas, pues hay un beneficio en eso a costa de un claro horror.

Si a todos los pobres -que pasan verdaderas necesidades imprescindibles- se les suben los impuestos, pues beneficia al país, de paso los ricos se quedan tan campantes, y toda esta positividad se hace a costa de los que sufren.

Por eso, los desalmados se encargan de buscar esto de algo positivo en lo horrible de algo, ¡ellos son así de HdP!

Si España necesita un rescate aún mayor -pero eso perjudica a su imagen de gobierno de turno-, pues eso no se le llama rescate sino zanahoria de créditos de otros países y... ¡ya está!, ya está todo "arreglao".

11 de octubre de 2012

José Repiso dijo...

El manipulador LO ES DE TODA LA VIDA -no, no tiene arreglo psicológico-; si lo despiden de un medio, al momento ya está en otro sin cambiar y con nuevos trucos -y peloteos, porque nunca puede prescindir de "hacer la pelota"- de mentiras utilizando algunas "verdades" en su contexto o en su ordenar finalista de mentiras.

10 de octubre de 2012

---
El ninguneo al que se esfuerza racionalmente es la siembra de la injusticia.

La alineación incondicional es la fuerza de la injusticia.

Y la confusión es la tapadera de la injusticia.

8 de octubre de 2012