--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 3 de enero de 2015

Los que se conducen a través de la sinrazón, objetivamente son antiéticos y bárbaros; y también hacen "su cultura",  ¿cómo no?  (pues una u otra cultura siempre acompañó a cualquier pueblo o grupo de personas; así es, "cultura" es un modo de proceder grupal y  nada tiene que ver ni con el bien ni con la razón).
El país que trata como una cucaracha a la verdad o al esfuerzo racional (a Galileo, etc.) es indudablemente un país de nazis. Sí, lo que utiliza sinrazón únicamente, en evidencia, tiene consecuencias de sinrazón siempre (pintadas con una determinada cultura).

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Un indígena no tiene por qué demostrar que es un indígena, un negro (es decir, de raza negra lo mismo que existe la raza blanca, sin desprecios) no tiene por qué demostrar que es un negro (igualmente una mujer, un niño, una persona sensible, etc.); entonces es la sociedad la que debe reconocer eso (la verdad la mayoría de las veces se ha de aceptar, de respetar éticamente sin ningún reproche), ser tolerante con eso porque exista una mínima dignidad: reconocer que, por poseer ciertas capacidades inevitables, nadie es condenable.

José Repiso dijo...

Sí, la gente con poder absolutamente jamás cambia (termina en la vida como Franco dictando hasta los últimos instantes);
pero, quítales -o que pierdan el poder- y al momento cambiarán.


Cuando se tiene un poder (o capacidad para imponer o hacer que prevalezca un "porque sí" socialmente) solo se obedece al PRINCIPIO DE CONSERVACIÓN de un privilegio.
Exacto. cuando se pierde -o se renuncia, en raras ocasiones- ese poder, de inmediato hay UN PUNTO DE INFLEXIÓN en donde el comportamiento ha de adaptarse casi radicalmente -al faltar tal protección o privilegio- y así por seguro CAMBIA.