------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 23 de enero de 2015

La injusticia-crueldad sólo empieza en el DESPRECIO a la verdad, en el no respeto, en la infravaloración y en el dar de lado a la verdad. Por lo tanto, nadie absolutamente jamás puede decir que respeta al mismo tiempo que no respeta a la verdad.
Asimismo, tú no puedes -eticamente- ir a luchar contra una injusticia -contra la sinrazón- por el camino de la sinrazón, ¡nunca! Si sigues un día y otro en la protección de la sinrazón o como colaboracionista de la sinrazón, tú eres injusto y en el fondo jamás has respetado nada.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

La mentira -que es una sinrazón- se instala en la sociedad a sinrazón, y se instala como una dictadura en sus privilegios, o sea, forzadamente frente a cualquier principio ético y con un montaje de poder que se autoalimenta. Sí, la mentira en crueldad no cede. A la mentira -con sus dictadores recogiendo todo lo que no les corresponde- no se le puede vencer; por eso, la razón prepara solo una generación mejor.

José Repiso dijo...

Con los "nazis" que ha sobrevivido solo tiene que soportarlos, como soportó Jesucristo a todos los Hitleres de entonces.