------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 2 de junio de 2014

"No saber valorar" es la peor crueldad -a largo plazo, aún más- que puede tener un ser humano.
"No se saber valorar" únicamente por:  no te dejas influir por quien demuestra, sino siempre por "otros intereses".

2 comentarios:

José Repiso dijo...

¿Qué es demostrar?

Pues utilizar las reglas imparciales de la razón, no las tuyas o las que convengan.

En orden es:
- predisposición para ser leal a lo racional, no censurar NUNCA lo racional,
- deshacerte de prejuicios e intereses ajenos a lo racional,
- delimitar un contexto, distinguir,
- profundizar y aclarar,
- no caer en contradicción, dar marcha atrás si lo haces, autocrítica,
- y concluir o afirmar con una sola conclusión o afirmación, no con dos o cuarenta.

---

Toda justicia es un valor justo que debes darle tú; todo amor es un valor íntegramente amoroso -y no otra cosa- que debes darle tú; toda libertad es un valor de no impedir la realización de la vida de los demás -en el máximo posible, con restricciones solo demostradas- que debes darle tú....; y así todo, pero dan las espaldas a eso y van de inmediato a valorar lo más superficial, lo que confunde, lo que dirige el poder, etc. ¡LO QUE ES EL FONDO DE LA CRUELDAD!
Y lo haces tú, al que se esfuerza racionalmente lo pisoteas -en objetiva crueldad- y proteges otra cosa, "otros intereses".

9 de agosto de 2012,

José Repiso dijo...

José Repiso dijo...
Desde que nací, nunca, ni un sólo segundo, he visto a un español reconocer algo racional o ético o humano, ¡nunca!; y, siendo el reconocer LA ÚNICA PRUEBA que existe para demostrar que se tiene ética, ¿cómo se atreven a venderse como lo contrario?, ¡cuántas millones de injusticias habrán causado en esa monstruosa crueldad!

31 de enero de 2011, 11:34
José Repiso dijo...
Objetividad infinita de crueldad: si un español NO RECONOCE el valor de lo racional (donde entra también lo ético), y de sus esfuerzos y de sus desprotecciones y de sus sacrificios, es únicamente un HdP, un objetivo nazi se mire por donde se mire.

5 de febrero de 2011, 4:16
Vinelli dijo...
José, vivimos en la dictadura del marketing que está ahora en manos de los más fuertes intereses; y ante ella la verdad está pisoteada y nadie la respeta, y cualquiera se vende al cinismo y a sus montajes,
un abrazo.

6 de febrero de 2011, 5:18
José Repiso dijo...
Sí, en España es absolutamente todo una absoluta mentira impuesta con total intolerancia y cinismo; y los derechos que yo he recibido son exactamente los mismos que los que recibieron los judíos del nazismo (con miles o con todas las pruebas objetivas por delante). Claro, pero esa crueldad gana con todos los poderes y con todas las mentiras a su favor, no precisamente los derechos de una persona.

8 de febrero de 2011, 12:05
Vinelli dijo...
siempre consiguen con poder que funcione todo considerándolos buenos (los de Pinochet, los de Saddam Hussein, los de Franco, actualmente los de tal imposición o intolerancia o mentira, etcétera...) mostrándose como normales, con sus fiestas y sus protagonismos de poder y de compradas benevolencias (¿acaso Hitler se negaría, por sentir grandeza, a participar en todas las ONgs o a ser donante de órganos o a regalar su sobrante fortuna porque lo vieran "de otra manera"?), ánimos

14 de febrero de 2011, 3:52
José Repiso dijo...
En la sinrazón, en el no reconocer, en el haber dado una indignidad a una persona durante toda su vida, en eso, nunca, absolutamente nunca hay respeto ni una mínima ética por mucho poder que tengan para imponer irracionalmente lo contrario o para vender -con buenos montajes- lo negro como blanco.

16 de febrero de 2011, 9:30
José Repiso dijo...
TVE es el medio de comunicación, de todo el mundo, que más MANIPULA, MIENTE e IMPONE LA IRRACIONALIDAD; además ¿qué educa?, ¿qué verdad ha dicho? -sí, entre depravados imponen que dicen la verdad pero impidiéndola al mismo tiempo-.
A este medio de comunicación, que sólo daña (en hechos)le deberían aplicar excepcionalmente las leyes antiterroristas internacionales (todo es mentiras pero, con sólo poder, impone lo contrario).

19 de febrero de 2011, 4:00