--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 1 de abril de 2014

ESQUIVAR LA VERDAD (maltratarla o aniquilarla):

Los que tienen las grandes responsabilidades esquivan la verdad y, luego -con lo significa eso de total crueldad-, exigen respeto, obediencia o lo que miserablemente les conviene.
Se esquiva la verdad mediante:
- utilizando de fondo un "todo vale" -por una finalidad interesada- con mucha hipocresía y buenismo demagógico,
- haciendo conducir todo -cualquier verdad- hacia lo que él cree verdad religiosa, económica o ideológica -con lo que aniquila de raíz la racionalidad y todas las verdades-,
- utilizando todos los recursos de censura -el no dejar espacio a la racionalidad- para que prevalezca su montaje de poder,
- alimentar las confusiones para que lo poco que él añada de seudoclaridad  tenga un valor -es un modo de imposición-.

4 comentarios:

José Repiso dijo...


Los que son fanáticos y destructores siempre priorizan el derecho de una realidad abstracta o no concreta ( el derecho a la defensa nacional, a la independencia, a ser no nacido, etc.) sobre el derecho de una realidad ya hecha o concreta (el de una pareja, el de la mujer a decidir la misma libertad que goza el hombre, etc.) Así es el fanatismo.

28 diciembre 2013

José Repiso dijo...


Si no quieres ver la luz, por lo menos no impidas que los demás la vean, ¡seudointelectual mediático hijo de Satanás!, escritor españal ultrainhumano y monstruo, ¡egoprotagonista y protector de montajes de falsedad!, ¡HdP de Satán!

25 diciembre 2013

José Repiso dijo...

Las leyes o los lemas o los prejuicios que cada intolerante lleva dentro:

- Si hablas de tal cosa crearás crispación, por lo tanto hay que callar.

- No debes hablar de las mujeres, no debes hablar de los pobres, no debes hablar de los niños, pues no debes hablar por ellos.

(En definitiva, esto segundo significa que no debes hablar de nada. Pero toda persona ética debe denunciar y pedir por quienes hay que pedir más justicia. Exacto, Jesucristo pedía por los pobres, por eso hablaba de ellos; Gandhi pedía por los indios, por eso hablaba de ellos. Sí, hay que hablar por ellos y de ellos -puesto que algún día le tocará a tu hijo o a ti mismo ser uno de ellos-, ¡así es la razón y estar coherente en la vida!)

21 de diciembre de 2013

José Repiso dijo...

SOBRE EL SOSIEGO:

Si eres un estúpido, con sosiego o sin sosiego eres un estúpido.

Si eres un corrupto, con sosiego o sin sosiego eres un corrupto.

Si eres un antiético o un irracional, con sosiego o sin sosiego eso eres.

Si eres un vendido, con sosiego o sin sosiego eres un vendido.

Entonces, ¿el sosiego para qué sirve? Pues para que no hayan manifestaciones, para que poco se proteste o se exija, para adormilar a las masas, para la resignación, para que nadie se inquiete por nada, para que los opresores lo tengan fácil a obediencia regalada, etc.

Sí, el sosiego de conciencia o el interior o de la coherencia racional -como yo siempre me he alimentado- es muy importante; pero, el otro impuesto para aceptar, callar y obedecer es fatal.
---

Nadie se conmueve -siente de verdad- sosegado;
nadie se indigna -de verdad- sosegado;
nadie se inquieta o se remueve la conciencia ante una injusticia sosegado;
nadie duda o se cuestiona las cosas complaciente, dormido o sosegado;
nadie protege a sus hijos sosegado;
nadie reacciona ante quien es fusilado o torturado sosegado.......

19 de diciembre de 2013