--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 9 de diciembre de 2013

¿Qué es ética o mínima sensibilidad o mínima conciencia? Pues exactamente lo contrario a lo que tienen los ultraterroristas y desalmados escritores españoles, ¡ojalá paguen hasta la última crueldad de las millones que hacen!
EXTERMINAR LA LUZ:

La luz del Sol siempre estará ahí, pero muchos no quieren verla -y además quieren exterminarla del conocimiento, del saber lo que existe-. Sí, se les ha dicho ya cientos de veces que una tradición no puede justificar una crueldad, pero ¡nada!, ellos  "a lo suyo", "se hacen los locos", la razón les entra por un oído y les sale por el culo:  ¡es el desprecio a la luz!, ¡el odio a la luz! porque se guíen por sus propias reglas -las que imponen-. Niegan la base: la luz.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Los ultraterroristas del diablo de los escritores españoles utilizan a Picasso y a los que les da la gana.

Y ¿quiénes son ellos para mencionar solo su nombre?, cuando ellos jamás le hubieran ayudado a nada, ni le hubieran dejado al menos un latido tranquilo.

Siempre les diré por definición obligada -en imperativo ético- lo que les tengo que decir: inhumanos del diablo, nazis, nazis y nazis veinte mil millones de veces.

----
No existe cultura no dirigida -como dijo Nietzsche-; la cultura tiende a salvar siempre unos objetivos de los que dominan -a concepciones de clase, de poder, de rentabilidad económica,etc.
- Cada cultura utiliza a todos como piezas de un ajedrez para tales objetivos, valiéndose de todo lo injustificable, y valiéndose de intelectuales-payaso o de alma puramente nazi que trabajan de rodillas para ella. Estos rastreros son la esencia de la destrucción, de que siempre la esclavitud y TAL MÉTODO señalado se imponga.

31 de octubre de 2013

José Repiso dijo...

Se inventan verdades por dinero,
se crean países por dinero
y se hacen leyes, políticas y poéticas por dinero.

Se buscan audiencias por dinero,
se maquillan simpatías por dinero
y se llaman las atenciones por dinero.