--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 19 de diciembre de 2013

El bien nunca está de antemano protegido, sino siempre está por proteger; y, además, no hay garantía que lo proteja por seguro algún liderazgo o alguna institución.
Pero ¿qué protege por seguro al bien? Pues:
la protección al que demuestra y racionaliza,
la no indiferencia a los hechos y al aplicar la responsable y estricta razón sobre los hechos,
la no sobreprotección de una conveniencia o interés parcial,
la no alineación sin condiciones o sin exigencias autocríticas.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Y no hay excusas, porque solo porque elijas un entretenimiento ya estás protegiendo a algún poder

José Repiso dijo...

SOBRE EL SOSIEGO:

Si eres un estúpido, con sosiego o sin sosiego eres un estúpido.

Si eres un corrupto, con sosiego o sin sosiego eres un corrupto.

Si eres un antiético o un irracional, con sosiego o sin sosiego eso eres.

Si eres un vendido, con sosiego o sin sosiego eres un vendido.

Entonces, ¿el sosiego para qué sirve? Pues para que no hayan manifestaciones, para que poco se proteste o se exija, para adormilar a las masas, para la resignación, para que nadie se inquiete por nada, para que los opresores lo tengan fácil a obediencia regalada, etc.

Sí, el sosiego de conciencia o el interior o de la coherencia racional -como yo siempre me he alimentado- es muy importante; pero, el otro impuesto para aceptar, callar y obedecer es fatal.

José Repiso dijo...

Nadie se conmueve -siente de verdad- sosegado;
nadie se indigna -de verdad- sosegado;
nadie se inquieta o se remueve la conciencia ante una injusticia sosegado;
nadie duda o se cuestiona las cosas complaciente, dormido o sosegado;
nadie protege a sus hijos sosegado;
nadie reacciona ante quien es fusilado o torturado sosegado.......