--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 6 de diciembre de 2013

Lo peor no es precisamente que no quieras tú ser como una rata, sino que ya te han enseñado a actuar como una rata, y a no saber evitarlo.
Ya,  por no reconocer una realidad o una verdad, eres un corrupto; no es necesario algo más, eso es suficiente.
Los mediocres -pillos en adquirir o imponer poder- siempre eligen a otros mediocres como jurado para que valores bien su mediocridad. En definitiva, ellos siempre ganan a imposición y a miles de daños.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Los sinalma nunca saben que no tienen alma; van a lo suyo, con muchos escenarios de poder y de espectacularidad, ¡les da igual no tener alma!

José Repiso dijo...

Los mediocres siempre viven interesados: por adquirir poder. Cuanto más tienen solo lo utilizan en crear y reforzar los mecanismos para únicamente premiar y reforzar a otros mediocres e HdP igual que ellos.




Los pobres o los que únicamente se esfuerzan llenan la olla y ellos van con sus cucharones a comer solo ellos y dando otros cucharones a HdP igual a ellos.