--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 2 de enero de 2013

¿Qué puede decidirse?
Se decide el valorar los hechos -con criterios racionales y éticos o no-, pero no los hechos -que ya están realizados-.
Se decide el valorar la verdad, pero no la verdad misma -que es ajena a tu parecer de decisión-
Se decide -que es lo esencial de lo que es civilizado o equilibrado- el valorar los mismos valores éticos que no puede prescindir un solo bien o progreso óptimo; o sea, que se ha de DEFENDER LO HONRADO -que es un valor ético- contra cualquier ignorante o astuta  justificación de lo contrario, con la consideración de que nunca éste se defiende solo, sino tienes tú el imperativo ético de defenderlo -si no, participas en dañarlo-.
A veces tienes que defenderlo contra Facebook, contra un gobierno, etc., como Jesucristo defendió su cristianismo contra todo.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Hacen el bien totalmente falso entre -o en medio o a través- de crímenes y de crueldades de fondo.

Hacen un bonito bien publicitable -para engañar y ganar así- seguido de otras máximas crueldades, ¡qué fácil!

Sus crueldades no quieren verlas pero !las saben!