--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 28 de agosto de 2019

A la verdad hay que ayudarla a que ninguna mentira la impida.
               Y jamás se ayuda:
Confundiendo (no demostrando pero no dejando demostrar, aceptando lo no claro o la sinrazón y dando prioridad a lo no racional para que lo racional-ético se postergue y se debilite).
Dando de lado al que la demuestra por "otra cosa"
Premiando o sobreprotegiendo a entretenimientos, coplismos, costumbres o a intereses de poder para que sirvan de instrumentos que alejan a lo esencial o a la razón-ética.
- Permitiendo la alineación, pues la alineación en donde sea (literatura, política, etc) ya es una sinrazón, una objetiva insensibilidad, un adiestramiento (que eso es imposición) del pensamiento.
Se esconde un camino verdadero porque muchos intereses y muchas interesadas personas  no quieren que se vea. Se veta o se debilita o no se protege tal camino lo correcto o lo suficiente porque se crean o se sobreprotegen ya otros caminos (por lo que se llevan ellos todos los recursos o medios irracional o injustamente).
Una persona LUCHA según las PROTECCIONES que tiene, en esto consiste solo objetivamente la dificultad de la lucha. Cualquier intelectual español dispone de muchas protecciones; por ello, no hay mucho esfuerzo de verdad. Sí, uno cualquiera puede vivir pobre en una tribu, pero tiene protecciones en ella; uno cualquiera puede luchar por una causa justa, pero ya cuenta con unas comodidades de protección que le hacen -sin duda racional- fácil su lucha. Las protecciones se "compran" o se reciben a cambio de: - obedecer las costumbres a costa del sentido crítico y de la conciencia de los valores éticos, - alinearte por defender solo los intereses creados de esa alineación, - consentir las injusticias que crean los poderes fácticos o dominantes para que no tengas problemas con ellos y sí unas compensaciones de soborno ético o de complicidad.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Ante cualquier INJUSTICIA tú te muestras:
o protegiéndola de alguna manera o enfrentándote a ella.


Pero a la injusticia siempre la proteges así:
- No considerarla como injusta -POR DEJARTE MANIPULAR que es una de las causas-, puesto que no eres siquiera consciente de lo que es injusto o de lo que contraviene a los valores éticos -y, así, la tratas bien, aceptándola, consintiéndola y amparándola como justa-.
- El frivolizarla o el silenciarla -es la peor manera consciente del mal-; ya que se niega o se evita la protección de los afectados por ella, es decir, es neta crueldad. Lo causa la ausencia de ética o de razón.
- El debilitar a quienes verdaderamente -en hechos- luchan contra ella; sí, esto se hace por odio a la verdad o por intolerancia -al ser otros mejores, de otro país o ideología o de otra opción de libertad-

José Repiso dijo...

El mal es lo que desampara al bien.
EL MAL ES LO QUE DESPROTEGE (o los que desprotegen) LAS POSIBILIDADES DEL BIEN; no importa la causa o lo que justifican, el caso es que una y otra vez las desprotegen refugiándose siempre en tal o cual buenismo (una sinrazón hermoseada con sentimentalismos, con exhibiciones de un bien interesado o con sublimaciones-manipulaciones sociales).

Pero EL QUE TERCAMENTE QUIERE SEGUIR ASÍ,
se pasará toda su vida sirviendo a lo que dice tal o cual poder,
sirviendo a lo que dice tal o cual interés de poder,
sirviendo a lo que dice tal o cual sentimentalismo de sinrazón (buenismo), sirviendo a lo que dice tal adoctrinamiento.

Y se pasará toda su vida enturbiando, callando, influenciando a mentiras, diciendo una vez y otra que la verdad no existe, que la verdad es puta o muy fea, que hay posverdad y anteverdad, que existen miles de miles, que la verdad ha muerto... Todo hará y dirá ¡por confundir!

------

Sí, ella le impone a la luz-bien-razón su sinrazón, su no demostración o su "porque sí" o su "porque yo lo digo".

Sinrazones desapercibidas hay millones (prejuicios.frases hechas,costumbres,bla-blas, influencias por aquí o por allá en cualquier interés creado, normas o subjetividades, cagadas tuyas y sin saberlo, etc

Por eso siempre has de ayudar al que demuestra (a razón) razón y jamás ni un segundo desayudarlo, ¡eso siempre decentemente ante todo!, ¡eso siempre inexcusable!, ¡eso siempre ineludible guste o no, choque o no, o lo que pase!

¡Claro!, tú no vas a desamparar a Dios o a la luz o a algún bien...

por tus criterios gustativos


(ni loco debería ser así)

José Repiso dijo...

¿QUÉ ES LO HISPANO?

«Lo hispano no es como lo presenta los medios: Messi, Sakira, Juanes o Valdano. Es diverso, de hecho, existen hispanos cristianos, judíos, chamanes, mujeres, hombres, LGTBIQ, musulmanes, vudú, indígenas, rubios y negros como el carbón» Abuy Nfubea. Esto es, sí, una limpia verdad.
Durante mucho tiempo ha habido una interesada costumbre de poner a los mejores (en apariencia social) solo como los representantes de cada país, vetando al 99% de la verdad o a los demás. Eso es un lamentable «barrer hacia dentro» sin advertir la gravedad que conlleva, pues hace que la Historia quede falseada o contaminada de mentiras. Además, cuando se habla de la «película» o «relato» de lo que pasó, nadie quiere quedar como malo, ni en complicidad, ni siquiera los intelectuales o escritores de ahora. Solo NO ESCONDER la verdad es la solución, así es, pero ¡si la quieren! https://tusinrazonenturbia.blogspot.com/