--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 17 de agosto de 2016

Todo es objetivamente un fondo que actúa (jamás una forma sin más o de antemano); sí, la energía que actúa, el tiempo que actúa y la razón que actúa. La forma absolutamente siempre es un arbitrio, per-se una inconsistencia, una conformación de muchos factores  (incluidos los de subjetividad).
Así que, para que no haya error, debe uno atenerse solo a un fondo (la razón) que actúa y actuará en unas u otras formas que dependen de los vaivenes de los contextos o de las circunstancias; es decir, hay que dejarse solo uno guiar por los mandatos del fondo (claro, pues formar es ya tener de antemano un fondo que forma o que es el único que sin error puede formar algo).

Más aclaración: El cristianismo "es el fondo informal" (o sea, de antemano va sin formas, va a única forma y, cuando una cosa es de única forma, es que lógicamente no tiene formas o es solo fondo) y es el único que ha de actuar objetivamente como fondo; y ya las formas (cristianismo alemán, católico, evangélico, etc.) se hacen por factores subjetivos de cultura, capricho o emocionalidad.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Ése que se le mete las formas en la cabeza, absolutamente siempre está ya equivocado a terca sinrazón, o sea, siempre está desequilibrado destruyendo ya inevitablemente solo.


---



Tú tienes que guiarte por una sola cosa o por un solo guía, si escoges una forma o una subjetividad (del fondo) es que, evidentemente, no escoges el fondo entero (sino la deliberación de lo que te conviene a pillo pillastre)