--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 12 de agosto de 2016

Ése que ya te ha censurado -ocultado, evitado o prohibido tu voz- por determinación de su naturaleza, en una cerrazón a que le demuestren algo, siempre censurará ya a  todo lo que no conviene a su ego,  y siempre a la misma razón.
Si los hechos no cambian tus ideas o creencias, eso significa que no tienes conciencia de los hechos  (porque es la conciencia la que debe adaptarse y corresponder así a los hechos, nunca los hechos adaptarse a la conciencia).
Si no sabes el camino, no dirijas a nadie hacia ningún sitio, y ahórcate mejor o por el bien mismopor favor no hagas sufrir más En ética, también, la patria no debe costar la verdad;  ninguna imagen de algo, tradición o defensa social debe costar la verdad.  Jamás, se empezaría a corromper la misma ética.
Pero uno u otro poder o de los intereses establecidos o predominantes te lo justifican (por una finalidad buenista o con engaño del buenismo corruptor) y te lo enseñan o te lo inculcan a ti y a tus hijos (siendo tú un colaboracionista de tal corrupción)

2 comentarios:

José Repiso dijo...

¿Te crees que con sinrazones (desprotección al que demuestra) se va a mejorar algo? Serías el diablo buenizando al poder


Hacer ESFUERZOS por el bien ante todo significa
no venderte a ni siquiera una mentira. Pues tú ya te has vendido a miles, por lo tanto tienes cero esfuerzo.


Si tú ya estás maltratando razón(o al que demuestra con solo reglas racionales) aun tengas las formas cómplices que guardes, eres violento total con el amar la ética-lo limpio



El mal no va a darte nunca privilegios-ventajas, ¡nunca!, entonces tú no se los dés a él como tonto la baba, sí, ya que lo vas beneficiando.


El mal (opresor) te oprime mientras tú te dejes.

José Repiso dijo...

Nadie hace un bien, ni siquiera uno (lo crea o no, o se suba en un pedestal de mentiras-apariencias o no), si al mismo tiempo pisotea a la razón (y a la ética como parte de ella) o al que la demuestra.