--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 26 de agosto de 2016

Ningún bien se hizo solo
ni ninguna razón cayó del cielo
(alguien los hace, los genera, los da y sin tú ayudarlo nunca,
porque tú, precisamente tú, a descaro antiético, español, ayudas a los del fútbol, a los demagogos, a los mediáticos, a los pillos de silenciar algo racional, sí, siempre ayudas a lo que es camino de sinrazón o nazi, etc. matando luz, ¡así es!)
Pero la decencia o el deber limpio de la razón es nunca olvidarte de reconocer algo racional o por ti no dejarlo silenciado o desprotegido (sí, a digno sin engaño o a decencia)
VERDAD es INVENDIBLE DECENCIA
Verdad es lealtad a tu firme e INVENDIBLE DECENCIA y valentía para luchar contra toda mentira (sin facilitarle respeto)

4 comentarios:

José Repiso dijo...

El que tiene poder (o el que está como colaboracionista o beneficiario) siempre va a ocultar injusticias

---
La antiética o la maldad no tiene que ser buena en algo (dar un tanto de lo que gana a los enfermos de cáncer, o ser elegante a los medios manipulativos, o convencerte en algo), sino el dejar de serla, dejar de ser maldad.

---

El que es ético de verdad solo ha venido al mundo a decirte lo más repulsivamente que no hagas más el mal (a evitar sinrazones y sus males), no a besarte el culo

---
Si tus esfuerzos favorecen a la sinrazón o al mal, indudablemente es que tus esfuerzos no están bien hechos. Y así tus esfuerzos, por lo tanto, no son esfuerzos de bien. ¡Eso es!

José Repiso dijo...

Solo el que demuestra racionalmente, el que se ha enfrentado a una confusión aceptada durante siglos, el que ha señalado las causas de injusticias, el que ha desenturbiado, el que ha especificado las sinrazones, el que ha hecho ver o ha concienciado en mucho, sabe realmente cuáles son los esfuerzos titánicos que requieren la verdad; los demás nada, infinitamente NADA a verdad de nada, nada total, esos que han vivido sin duda de zánganos en cumplimiento ético y de HdP en dejadez -probándolos hechos-, con todas las puertas abiertas a la crueldad.

El que busca el camino contrario, ya sabe rastreramente todas las pillerías de lo contrario y de quedar además como buenista, para + inri.

Todo debe ceder menos la verdad; o todos los intereses menos ella, que no está para usos privados, mediáticos o en venta.


Los demás ¡pura nada! (en cuanto a esfuerzo por la razón-ética-bien), sí, a infinita verdad sin sobornos de los poderes a los cuales ellos en objetividad están arrodillados.
¡Pura nada!, ¡pura NADA aquí y en Lima o en cualquier universo!

20 de enero de 2016



Ya, por solo reconocer y beneficiar a la irracionalidad-injusticia de lo establecido eres un corrupto, sí, así es. tú por no reconocer racionalmente una realidad o una verdad, eres un corrupto. No es necesario algo más, eso es suficiente para que seas objetivamente un destructivo o un corrupto.

6 de diciembre de 2013

---

En cuanto a estéticas o a bellezas, el diablo las puede crear -y perfectas-; pero el sentimiento no lo puede crear nunca el diablo o la impiedad. ¡Esa es la diferencia y eso es lo que no puede el seudocreador y sus lameculismos!

Sí, el diablo te puede crear la estética que tú quieras!

Los mediocres -pillos en adquirir o imponer poder- siempre eligen a otros mediocres como jurado para que valores bien su mediocridad. En definitiva, ellos siempre ganan a imposición y a miles de daños.

4 de diciembre de 2013

---


Irracionalmente el que tiene un poder (literario, político, económico, social, mediático, militar, etc.) tiene miles de recursos para venderse como bueno -con la aprobación consciente, ingenuidad o consentimiento de la mayoría-y así disfrutar en robo de los incontables recursos-beneficios que el poder les da a premios seguros y comodidades; pero el que demuestra razón y esfuerzos verdaderos no tiene apenas recursos -y gastándose los mínimos-, ayudas ni nada para seguir defendiendo la verdad. ¡Cuánto sufre éste!

¡Vaya barbarismo o terrorismo!

2 de diciembre de 2013


Solo el que demuestra valiente y racionalmente (sin respaldos de ningún poder: poder mediático, político, religioso, corporativo, institucional, económico, etc.), el que se ha enfrentado a una confusión aceptada durante siglos, el que ha señalado las causas de injusticias, el que ha desenturbiado, el que ha especificado las sinrazones, el que ha hecho ver o ha concienciado en mucho, sabe realmente cuáles son los esfuerzos titánicos que requieren la verdad; los demás objetivamente nada en cuanto a esfuerzo racional-ético (en rotunda probación inengañable), los demás solo actúan BENEFICIANDO a tal o cual injusticia establecida.

El que busca el camino contrario, ya sabe rastreramente todas las pillerías de lo contrario y de quedar además como buenista, para + inri.

20 de enero de 2016

José Repiso dijo...

A mi me ha dado ANDALUCÍA a absoluta verdad lo mismo que le dio Hitler a los judíos, igual.

El peor mal no lo hacen los genocidas, ¡jamás!

3 de marzo de 2016


Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) la libertad de expresíon en España (si se me ha recibido públicamente para una cosa, estaba forzosamente limitado a esa cosa o a limitarme a su "preparado" de agenda) .

Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) la mínima dignidad humana (a la cual no se le puede negar ni a Hitler, porque una persona tiene dignidad de persona, una mínima estipulada en la Convención de los Derechos HUmanos y en la moral de todas las religiones) nunca de perro.

Nunca, infinitamente nunca se me ha permitido (a miles de objetivas e invendibles pruebas racionales) un segundo de derechos humanos o de respiro o de no tortura en España

Así es


2 de febrero de 2016,

José Repiso dijo...

Nunca, infinitamente nunca he recibido ni un sólo beneficio de España (siendo la única persona del mundo y de toda historia en cargar con ese "respeto"),además de no beneficiarme NUNCA, me ha pisoteado todos mis derechos. No me han dejado "realizarme" ni en una parte de un millón; y ni siquiera "vivir" una parte al menos de un millón. Una vida es su realización como vida, solo. Algunos grandísimos HdP españoles dicen que existe respeto y ¿qué saben ellos de respeto siendo sólo HdP?; con respecto a ellos, cualquier asesino siempre entiende el respeto mejor.

Nunca "me he sentido" español, ni de un grupo político, ni de una religión, etc.; lo único que he deseado con todo el alma es sentirme dignificada persona y ni siquiera eso es posible donde nunca la razón, ni la ética, ni la vergüenza han sido válidos.
Como he dicho a infinita verdad, he sido, de una forma totalmente absoluta, la persona que más ayuda he necesitado; pues bien, no solo a toda crueldad no he sido ayudado jamás, sino que SE ME HA QUITADO lo que la naturaleza me ha dado y el vivir digno -y establecido en los Derechos Humanos- en cada segundo de mi vida. Nunca permitiría a España integrado en la convención de los Derechos Humanos, ese es mi único deseo.
Aclaraciones para nazis:
- Toda mi obra publicada en España ESTÁ sufragada por mí.
- Con respecto a lo que he escrito, en España no tengo apenas obra publicada; y casi nada he podido escribir estando pisoteado.
- Así es, de todo lo que TENÍA QUE ESCRIBIR O DECIR, en España no me han permitido nada.
- De todas las migajas de pan que me me comido, en España no ha existido en ellas una ayuda de España.- Nunca España me ha ayudado de ninguna manera, a permitir o a TOLERAR un segundo de mi existencia.
- En España, NUNCA me ha sido válida ni la palabra ni la razón en toda mi vida (si la razón no es válida para un ser humano, por lo tanto existe esa invalidez absoluta de la razón -para un ser humano- ya en España).
- Si cualquier persona -hasta uno que se muere de hambre o hasta el que está en un campo de exterminio-, tiene -aún así- siempre miles de beneficios de su país desde que nace, por mi parte aún no tengo uno, ni un átomo de deseo cumplido, ni un esfuerzo dignificado, nada, ni un derecho en mí aplicado, ni un segundo he sido feliz, ni un segundo sin recibir daños, etc.
- Yo me he presentado a concursos públicos literarios -que se hacen públicos o indiscriminatorios al mundo- donde bajo plica considerando que un paria, un negro, un esclavo, un asesino, etc. se presentan o pueden presentarse (bajo plica); por lo tanto, ha ganado mi plica en ciertos concursos. Es decir, a mí expresamente NUNCA -infinitamente nunca- ha habido una mínima consideración, o respeto, o piedad, o humanidad, o dignidad -aunque fuese un asesino, en tanto que éste es también un ser humano-. Pero, si me he presentado a concursos -y precisamente españoles- es sólo para recuperar un uno por ciento de lo que me han robado, o hecho gastar con las extorsiones totalmente intolerantes que he recibido.
- España no me ha permitido decir lo que tengo que decir aun ni fuera de España, algo paradójico, ¡ultranazismo paradójico!-. Toda persona esté donde esté, pero que su dignidad la tiene exterminada, tiene derecho a TODO, ¡basta de un nazismo que encima exige tal o cual regla, cuando se exige al que ya se le ha concedido algo o se le ha considerado al menos como un ser humano más con respeto a todos.
Jamás ni un solo español me ha permitido nada -pero me lo ha impedido todo-
Cualquier nazi me ha permitido más mis derechos -y todo- que España.
Yo tengo que agradecer a España lo mismo que los judíos a Hitler. Hablan y hablan a miles de mentiras; pues, la mujer que más haya sido maltratada en España, ésa, ha tenido más ventajas, más dignidad y más protección que yo. El más despreciado o desprotegido que haya recibido menos de España, ése, ha recibido ya mucho más que yo (con pruebas, claro, nunca digo algo que no puedo demostrar ni nunca nadie me demostrará lo contrario).

16 de octubre de 2008