------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 15 de marzo de 2016

La maldad nunca está en quien realiza un mal previsible o natural, sino en quien organiza o realiza un bien para anularte el tuyo o el de los demás (ES LA ORGANIZACIÓN DEL MAL, únicamente posible por intelectuales y mediáticos aprovechados)
LOS INTELECTUALES ESPAÑOLES HACEN LIBROS COMO ROSQUILLAS Y HACEN TAMBIÉN NAZISMO COMO ROSQUILLAS

LA FUNDAMENTACIÓN DEL MAL EN LOS ESCRITORES ESPAÑOLES (germen de megalomanía vistiéndose pillamente de buenismo, estupidez, porque sí, y destrucción).

En la naturaleza, una cría recibe de su madre todo lo correcto o todo lo que necesita para la naturaleza, ¡eso es el equilibrio!

Pero ¿qué pasaría si hay un INTERMEDIARIO (escritor, medio de comunicación, demagogo, etc) que le dice que la lluvia es una sandía o que los coches corren mucho para el bien de ellos?
Pues que desde ahí empiezan todas las injusticias.

Sí, las crueldades todas empezaron cuando unos pillos intermediarios (que en prepotencia se creían buenos) empezaron a no tener límites, ni responsabilidades ni equilibrio en lo que transmitían como intermediarios enloquecidos.
Escriben libros como rosquillas llenos de confusiones, de estupideces, de tópicos, de comportamientos manidos y retraídos, de mediocres argumentos, de pamplinadas de niñeces o de inmadurez, de prejuicios a toneladas, de fijaciones a toma y daca premiadas, de descuidos éticos, etc. 10 de agosto de 2014
Siempre sufre el mismo, el que nunca recibe de ti ni directa ni indirectamente alguna ayuda, porque jamás -con probación- has ayudado a lo que solo aporta en desprotección -algo nazi-. ---- Si no permites, apoyas ni valoras a quien tanto ha estado sembrando razón-ética ¿qué beneficio haces al bien o a la razón-ética? Esto es lo que esquivan muchos españoles UNA Y OTRA VEZ, y no se enteran, y no son conscientes ni en un ápice. Siguen y siguen, al montaje destructor del buenismo perverso o de la confusión de color de rosa, y no paran así de destruir. ---- Si no permites razón ¿cómo va a haber razón?, H de la gran mierda; si no permites a Jesucristo realizarse en algo ¿cómo va a haber cristianismo?; si no permites que se vea la luz, ¿cómo se va a saber que está ahí? Y así todo... ¡pero no lo permiten!, son duros de mollera puerca.
3 de marzo de 2013
---
Claro, ellos no necesitan protestar o pedir pan o pedir que no se les quite recursos imprescindibles; ellos, los dictadores, los gobernantes, los especuladores, los jueces de codo aristocrático, los banqueros, los manipuladores de los medios sobreprotegidos por la religión o por las influencias burguesas... no necesitan pedir nada imprescindible ni gritar por derechos imprescindibles. Ni siquiera ofender, ni siquiera llorar. Ellos van a su mentira chulesca, burlesca y perversa todos los días.     9 abril 2013
Los que no saben valorar siempre son y serán esclavos; mira si eso es tan cierto que, al no saber valorar, ni siquiera sabrán valorar nunca la... LIBERTAD. Por eso son esclavos.   2 abril 2013

4 comentarios:

José Repiso dijo...

El problema en España no es la política (puesto que con una política o con otra o con la contraria, con ¡cualquiera!, existiría la misma crueldad), sino la sola determinación a usar e imponer una mente nazi (sobreprotegida con millones de recursos públicos o del planeta) con la que piensan e imponen y destruyen todo.

A mí España -el único país que pisotea sistemáticamente todos los derechos humanos- no me ha dado nada desde el primer segundo que nací; y, además de eso, NUNCA me ha permitido nada, ni realizar algo de vida, ni vivir un segundo digno, ni nada. Juro que absolutamente todos mis derechos humanos me los han exterminado cada segundo de mi vida, sin quitar ni uno, todos los segundos. China ni Corea del Norte no pisan tanto los derechos humanos, sino ellos. No, nunca la crueldad máxima la aplica un genocida -que siempre a bien paga su crueldad-, sino ellos -a los cuales se les premia su crueldad encima, que significa la burla o el exterminio del bien mismo-. Pues he comprobado, desde que nací, que nunca jamás han aplicado un átomo de justicia, ni de ética ni de personas -de verdad personas- con un mínimo de corazón. ¡Monstruos!

No puedes ser cómplice de que te exterminen la dignidad.
En España los etarras que aún ejercen como etarras son los etarras malnacidos de POZO BLANCO junto a los facistas y asesinos de Lorca y de todo- de LEÓN. Y después hablan de yihad u otros terrorismos, siendo ellos los asesinos y terroristas

En España se alimenta y se promueve todo tipo de corrupción y terrorismo.

8 de diciembre de 2015

José Repiso dijo...

Proteger al error, proteger al mal (o proteger a la sinrazón) ya conlleva todos los insultos posibles, ya conlleva objetivamente el insulto per se, el insulto solo destructor, tal insulto al cual no le es válida alguna justificación ética o es el que siempre es crueldad

Y ya, quienes lo aplican -como muchos intelectuales españoles-, ¡no tienen alma!, porque han cedido los principios-valores de sus almas por los beneficios del proteger a la sinrazón.

Y... ¡no se enteran o solo les conviene el vender libros de mentiras-suciedad, de procedencia antiética!; sí, el mal no lo hacen ni lo pueden hacer los carpinteros, sino única y objetivamente ¡VOSOTROS!

8 de diciembre de 2015

José Repiso dijo...

Los únicos que prohíben, impiden, mean y enrejan a la verdad son los intelectuales españoles servidores (incondicionalmente, sin condiciones éticas, a lo rastrero y cobarde ante la responsabilidad) de lo establecido por unos beneficios exclusivos de protagonismo, de influencias de poder y de acceso fácil a los recursos públicos (y a la protección social por adquirir, así, más capacidad de imposición).

Sí, los intelectuales que manejan y elaboran los tránsitos de la información, a los que les sacan RENTABILIDADES o convierten la información en interesada (en patear a la razón-verdad si no acomoda una u otra sinrazón de ellos). Tal como lo he detallado, los electricistas, los jardineros, los funcionarios, los delincuentes comunes, los meramente políticos, etc, no pueden hacer eso.

A una información solo le pueden sacar una verdad (la que conlleva o deduce racionalmente); pero, mentiras para rentabilizarlas o porque hayan muchas rentabilidades, millones: mentira nº1, mentira nº 2, mentira nº3.

2 de diciembre de 2015

José Repiso dijo...

Si tú ya estás maltratando a la razón (o al que demuestra con solo reglas racionales), aunque tengas las formas o modales o alineaciones de conducta cómplices que guardes o quieras, sí, aunque te protejan para ello poderes de sinrazón o simpatías de sinrazón, tú irrebatiblemente estás maltratando a la razón (y a la ética como una parte esencial de la razón), ¡eso es!, tú irrebatible y objetivamente estás destruyendo el bien o, en claro, sembrando y protegiendo al mal (lo esquives o no lo esquives, o intentes comprar a Dios con pillobuenismo o te engañes a tu misma conciencia en asco)