------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 12 de marzo de 2016

El que atiende a niños, siempre verá niños; el que atiende a pájaros, siempre verá pájaros; y el que atiende a injusticias, absolutamente siempre verá injusticias  (Si algunos políticos o intelectuales "ciruelos" no ven las injusticias, ¡ya sabéis por qué!
LEY DE LA REALIDAD:  El que atiende de verdad -sin trampas- a la razón, absolutamente siempre verá las sinrazones que se extienden en la sociedad (Si bastantes medios de manipulación-pillos no las ven, ¡ya sabéis por qué!)

3 comentarios:

José Repiso dijo...

En cuanto tú esquives a algo racional ya estás amparando tal esquivo, o sea, haciendo una apología del error; pero, sobre todo, en cuanto tú esquives al que demuestra a razón, a alguien con su/una razón no rebatida, ¡sí!, ya estás haciendo una apología del error.

Está más que claro, si tú esquivas a Galileo, ya aunque te den cien premios, aunque tengas cien licenciaturas, aunque lideres cien grupos culturales... ya estás haciendo una APOLOGÍA DEL ERROR, y te invalida todo lo que eres en conocimientos.

12 de noviembre de 2014


Hasta los cuarenta años -y aún también- me dediqué, de día y de noche -pues poco dormía para lo siguiente que digo- en crear bienes sociales (reconocer el esfuerzo racional, barreras a lo establecido a porque sí, romper el hielo en desigualdades sociales, dar pasos valientes en frenar costumbres crueles, el práctico no consentimiento de lo injusto, el no esquivar demostraciones, aclaraciones por la eliminación de prejuicios, etc) utilizando la totalidad de mis recursos vitales -incluso algunos de comer- mientras que, tales recursos, mis vecinos compraban grandes propiedades en vistas al futuro de sus bolsillos y mientras los escritores españoles los utilizaban en pillar únicamente para ellos por todos sitios con sumarse a sobreproteciones rastreras o con lameculismos incluidos

Así es, mis bienes sociales están ahí, en la sociedad, en los hechos, y todo el mundo inevitablemente los coge -sí, aunque no se quiera se cogen, porque están ya en el uso social y eso no depende de querer-. Por el contrario, pongo en claro que yo no he recibido ni la millonésima parte de nada, o sea, ¡nada jamás de ellos! Y no es solo eso, sino que me han quitado cada segundo vital digno, y los elementos también de ayuda que la misma naturaleza me los daría si no lo impidieran; y no solo eso, sino también los millones de segundos de felicidad que me han impedido, de vida mínima, de derechos humanos -que sí tuvo objetivamente por ejemplo Hitler-. ¡Qué fríaldad sin alma son! ¡Qué infinita crueldad!

26 de noviembre de 2015

José Repiso dijo...

Los manipuladores carroñeros saben cómo meterte en la mentira total y, en adelante, tú creerte tal mierda como... "positiva".

Tal "verdad" -que ya te han metido a mentiras en la cabeza- será únicamente verdad cuando se demuestre racionalmente.

Ya te han metido miles de mentiras en tu coco, claro, y ¿qué medidas tomas?, ¿ir otra vez a sobreproteger a los que crean esas mentiras y, así, también sus destrucciones?

Por ejemplo (una gran mentira de las muchas): "Hay que respetar los símbolos instituidos". Pues el símbolo más usado cualitativa y cuantitativamente es el símbolo del dinero. Y ¿por qué leches hay que respetar a tal símbolo instituido? y encima como dictando eso, en sí o sí, a porque sí, y de forma muy podrida e interesada.

José Repiso dijo...

Todo te puede traicionar (o vender o pudrir el alma) excepto una cosa: la Verdad (dignifícala).
Si no paras a la sinrazón (que se va reproduciendo en la sociedad y en ti), la sinrazón te parará a ti (te para lo que desarrollas de bien).

---

Todo lo que tiene recursos de poder, tiene asimismo recursos de manipulación, en una autoprotección o en un miedo a quedarse desprotegido y, también, en un siempre hacer a todos creer que él es el único bueno (pero eso hecho con ventaja-abuso, o sea, con poder).


--

El que se le falte el respeto al mal es siempre imprescindible y obligatorio éticamente; asimismo a lo que equivale objetivamente al mal, es decir, al que siembra y protege la sinrazón-antiética o también al que no permite una ayuda nunca al bien o al que demuestra por uno u otro motivo (casi siempre por un buenismo estratégico que difunde en mil medios que hace un bien a la vez que impide razón y pisotea todos los demás valores éticos).

16 de noviembre de 2015




El maltrato a la vida es comparable a todo el que maltrata la vida;
el terrorismo es comparable a todo el que justifica el terrorismo;
la injusticia es comparable a todo el que justifica o consiente -en mentalidad y en hechos- cualquier injusticia;
la censura -o intolerancia- es comparable a todo el que intenta -o ve bien- callar a alguien en lo que sea;
la manipulación es comparable a todo el que justifica mentir como información o como estrategia para defender intereses parciales.....

---

NO HAY NADA INTOCABLE,. todo se expone a ser respetado o no respetado, a ser apreciado o despreciado (en libertad y no por la fuerza) , halagado o criticado, aceptado o renunciado, ¡todo!


---

Todo adiestra a su favor irracional, Twitter adiestra, Facebook adiestra, un gobierno adiestra, una editorial de genocidas adiestra, una multinacional adiestra....
y, por desgracia, lo que no adiestra está sin ser ayudado por nadie -a todo esfuerzo-, sin servir a nadie -sin estar de rodillas a nadie-, a contracorriente, desprotegido, apaleado y aplastado por todos.

26 de noviembre de 2015