------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 8 de marzo de 2016

Ante un libro tiene un niño el riesgo de ser manipulado y, ante un medio de comunicación, también. El aprendizaje a través de otros seres humanos siempre adoctrina  en forma de  inculcación de intereses dominantes  de una cultura.
Un aprendizaje inteligente jamás se hace por leer mucho o por adquirirse conocimientos a mansalva, sino por una capacidad crítica por poner a prueba cada conocimiento antes de darlo por válido -porque sea racional-. En probación, es infinitamente falso que un pueblo leído es menos engañado o manipulado, pues las grandes y atroces manipulaciones se han hecho sobre los pueblos más leídos. Sí, Alemania era precisamente -a primeros del siglo pasado- el pueblo más culto y, en cambio, fue el que más cayó en el engaño y en la inconsciencia -al igual que Japón en Asia-
También, la lectura masiva es casi siempre interesada (p. ej., la lectura del Corán por el mundo islámico)  y es que lo pide una demanda chovinista o de hacer al fin -desalmadamente, en ansiedad de avaricia-  negocios ejecutando informaciones-armas que los poibres no tienen.Todo es dogma si ha amparado un "interés de poder"
Hay que considerar que cuando lees mucha desinformación (o sea, información basura), objetivamente estás lleno de mucha desinformación. Eso es lo que ocurre actualmente, que la mediocridad (al tener menos contención o precaución ética en el adquirir poder y sus recursos) tiene la mayoría de los medios comunicativos o lectivos... para sus andadas. Así es, es peor ese fatal remedio que la "enfermedad" misma de la ignorancia. A sabiendas de que ningún ser vivo es ignorante. Sí, una sabiduría natural ya estaría libre de todo ese putrefacto montaje. Es mejor no leer tanto; pero, lo mínimo que se lea, que vaya para limpiar, y que no esté  CONTAMINADO.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Con lo único que un pueblo no se manipula es que éste no pisotee o ayude al que demuestra o racionaliza. Es el caso de cuando el pueblo alemán ayuda a Martín Lutero y así se salva bastante de muchos años de manipulación...

14 de mayo de 2015


(¿Qué desea Dios? Pues irrebatiblemente que defiendas todo lo que ayude a los más necesitados -pobres-, el decir que existen y que se les engaña y se les explota)
(¿Qué desea el diablo? Pues que obedezcas a los poder que siempre inevitablemente SIEMBRAN EL MAL, representantes y arbitrarios del error -y no a tu corazón mismo sin miedos-, también a todo esquivar la razon-eticas, a los silencios cómplices y cobardías)


20 de mayo de 2015