------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 17 de octubre de 2015

Siempre, durante toda la historia, jamás se ha puesto en marcha una gran injusticia sin la aprobación de una gran masa engañada o convencida a través de unos instrumentos-medios preparados (estratégicos) y dirigidos por el mismo poder.
Dígamoslo más claro, nunca se ha desarrollado una gran injusticia sin que se le ponga al pueblo un ESCENARIO DE BUENISMO (de bla-bla de todas las cosas buenas, felicidades fáciles de decir, grandes promesas, depuraciones u otras pillerías-trampas por el bien común)  que es premiado por el pueblo.
Sí, el pueblo absolutamente siempre apuñala a quien hace el bien (a Jesucristo) y se queda embobado y, de seguido, premia todo lo que puede al que lo enreda en el mal ( a Barrabás).

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Sí, si te meten en buenismos en donde fallan todos los mecanismos del abrirle las puertas a la razón-ética y también del proteger-invitar-apoyar-abrazar a los que tienen las razones irrebatibles -sean quienes sean-, ten por seguro, ya de una manera plenamente cierta, objetiva o racional que te estás metiendo en un modo de gran injusticia, de crueldad o de neonazismo.

José Repiso dijo...

En claro, la última prueba de la vida funciona así:

Si tú toda la vida has dado a entender que "mueves piedras" (un equivalente a que defiendes la cosa A o bien la cosa B); pues, al final de vida, has de demostrar que no has engañado y probar ya que al menos una piedra la has movido del sitio X al sitio Y.


---
Del mismo modo, si tú has dado a entender que has aportado una razón nueva, pues tendrás que totalmente demostrarlo, no decirlo. Algo casi imposible, pues yo estaré para honrar a la verdad y demostrar que absolutamente no has aportado ¡NADA!, sino escenario de buenismo, cáscara de espectáculo o mierda vestida de oro o de joyas.