--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 25 de agosto de 2014

Toda destrucción de la civilidad, de la verdad... siempre se ha hecho desde un conseguir todo con la utilización continua de las mentiras, como objetivamente hacen los ultragenocidas intelectuales españoles.
GENOCIDAS ESPAÑOLES DE LA COMUNICACIÓN

Todo genocidio se ha hecho a través de los medios de comunicación (la propaganda a la alineación nazi, la inducción a matanzas en Uganda, la exaltación nacional-excluyente en otras persecuciones genocidas, etc.); por lo cual son instrumentos esenciales para que se realicen las diferentes variantes del genocidio (exterminar a una parte humana de otra condición natural o ideológica).
Claro, se presentan como instrumentos de "comunicación" pero, precisamente, la comunicación racional o ética brilla por su ausencia o desprecio o está perseguida  y, por eso, se va desarrollando cada vez más una comunicación en evidencia cínica y perversa en machacar la capacidad de conciencia -revestida de buenismo por estrategia- que siempre llega a la misma meta: a la irracionalidad. ¿Qué han hecho miles y miles y miles de medios de comunicación para evitar -enseñando sensatez y cautela- la crisis? Pues... ¡nada! ¿Y para evitar grandes catástrofes del cambio climático? Pues... ¡nada!
Cierto, son un instrumento de PUBLICIDAD DE INTERESES, pero no de racionalidad; porque impiden radical o totalmente la racionalidad.
Sí, un arma es un  instrumento que no siempre se utiliza para matar pero, lo que es seguro, es que no se utiliza nunca para no matar: para la racionalización. Y algo así les ocurre a ellos que, por impedir racionalidad, la consecuencia segura es... irracionalidad -caldo de cultivo de una persecución o exterminio cualquiera-. El llevar a la extrema pobreza a muchos en el mundo es, objetivamente, un exterminio o el claro resultado de las acciones que se hacen
Delincuencias de reincidencia crónica
Ya, en la era digital, todos los antiéticos tienen su cadena televisiva; los que no tienen poder no, los indígenas que tan desprotegidos están no, los millones que viven en la miseria no, los que son ninguneados y pisoteados todos los días no, los que reclaman lo que les han robado tras pagar tanta hipoteca y quedarse -al final- sin dinero sudado y sin casa no, los niños prostituidos no, las grandes víctimas de la guerra no, sino únicamente los que tienen algún poder (dinero, secta, grupo amplio de fanáticos o de locos, un periódico de riquetes, los que son respaldados por recursos públicos, por integrismos religiosos, por bancos, por multinacionales, etc.). Y lo peor es que, el cien por cien de lo que dicen, es mentira total; o sea, precisamente lo que ellos llaman: "verdad" (ya llenísima de buenamierda para que así lo parezca), o productos pillos de sus mentiras.
Pero el bien quiere su dignidad de estar, no que lo quiten para poner mierda. Por ejemplo, un medio dice "La Esteban ha estado 45 minutos en el aeropuerto", y otro medio y otro y otro llena todos los espacios para eso (robando los espacios buenos al mundo para impedírselos). Un parque es solo que le dejes árboles al parque, no que los quites para poder las mierdas tuyas (¿Lo comprendes ya?, Hdela gran P) El mal no es que existan no-parques, sino que no les dejes ni siquiera a los árboles estar en su parque.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

A ninguno se le ocurre la idea de dejar de sobreproteger a algún poder, que todos los días ayudan las 24 horas, y nunca se les ocurre ayudar a lo único que es limpio y que construye (lo que toda la vida hasta el último segundo ha tenido un esfuerzo racional y ético); así es, son por hechos o por la práctica de naturaleza pilla y corrupta.
---

Van haciendo propaganda y teatro del no maltrato pero ellos son casi los únicos del mundo que maltratan únicamente. Van haciendo propaganda y teatro del buenismo pero en la práctica utilizan todos los trucos sucios de la maldad. Van haciendo propaganda y teatro de la dignidad pero nunca -absolutamente jamás- han permitido un átomo de algo digno. Van haciendo propaganda y teatro del respeto pero no tienen ni putísima idea del respeto ni jamás han aplicado el respeto, en probación, ni un segundo.

¡He ahí los que superan a Hitler miles de veces!, con la obligación ética de decirlo así. Pues no decirlo así es complicidad.

11 de enero de 2014, 11:37 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
El primer respeto, el último y el único es... el RESPETAR lo que se demuestra racionalmente (ya que hasta todos los principios éticos están basados en la razón). No existe otro respeto, digan lo que digan los manipuladores.
El esfuerzo racional -en su pleno juego limpio- es lo más difícil que existe en todo el infinito -pues objetivamente se han utilizado miles de sacrificios-, si tú no lo ayudas ni lo respetas ni lo consideras ERES OBJETIVAMENTE UN NAZI ESPAÑOL -un terrorista malnacido de todo lo esencial-.

Los/as intelectuales españoles no demuestran una limpia responsalidad, aplican sus intereses mediáticos antes que la información, nunca he visto a alguno reconocer algo, pero se venden muy bien "haciendo la pelota" y montándose (gracias a que utilizan multitud de ajenos -no suyos- recursos públicos) una imagen que compra poder (les va perfectamente "lo vendido") y prestigio. A las claras, ¿qué les es válido?, ¿respetos cuando nunca se han respetado la integridad de ellos mismos? Al fin que se peguen un tiro y que no hagan más daño (pues hacen daños de confusión, de manipulación, de no dejar al otro lo que le corresponde, de vanidad, de indiferencia, de no permitir nada, etc. para mucho tiempo mientras apenas un asesino unos años).

-----------


11 de enero de 2014,

José Repiso dijo...

En la vida. tú eres únicamente la decisión que tu alma hace libremente: el decidir apoyar a Franco o a Gandhi, a un banquero o a un misionero, a un pobre o a un explotador, a Canal Sur mientra fomenta el maltrato animal o al que no, al diario la RAZÓN -del diablo- que no ha dicho una razón en su vida o a otro, a un honrado o a un mentiroso, a un mediático -que nada demuestra, sino mediatiza sus ocurrencias- o a uno que aclara o dice las cosas demostrándolas.

Tú decides y, tal decisión, tiene sus consecuencias decididas por ti inevitables de construcción o de destrucción. Eso es lo que eres, y eso es lo que te define.

Pero lo que no puedes hacer es ir corriendo a apoyar a una artista muy sobreprotegida y pisotear o ningunear a un sabio. E irte de rositas con tu decisión corrupta.

---
SI NO HACES NADA POR LA VERDAD, NO HACES NADA POR EL MUNDO.

Si libertad es el poder de escoger -de cambiar o de renovarte a lo que te van dando las circunstancias y la vida-, algunos o muchos ESCOGEN UNA PARTE únicamente -en obsesión fija- de la verdad; por ejemplo, no escogen la manzana entera, sino una parte de la manzana en astuta conveniencia, y hablan luego que saben la verdad de la manzana.

Por igual -alineados, cerrados a la razón, interesados, fanáticos, llevados por las fijas costumbres y por los hilos de cualquier poder-, ESCOGEN de cada realidad una parte -para utilizarla a su favor en manipulación- únicamente, y luego dicen que saben la parte entera de la verdad. ¡No!, van e irán a verdades a medias -a trozos- o incompletas -en deformidad-, que no forman nunca una coherencia de verdad.

------
Si no atiendes al que ama la verdad, pues siempre atiendes a destrucciones, por muy buenista que te creas o ya te lo montes como te lo montes con tus intereses o con muchos intereses creados.

----

ELLOS, A CIENTOS DE BENEFICIOS SUCIOS -¡qué fácil lo tienen!; yo a ninguno como paria o judío exterminándose:
Se benefician del silencio -nunca lo he hecho yo-; se benefician del poder mediático -nunca yo-; se benefician de la tendencia desalmada que imponen -nunca he impuesto yo nada-; se benefician de toda mentira -nunca lo he hecho yo-; se benefician de los recursos públicos, se benefician de la protección del siempre halago y peloteo, se benefician del mercadeo y de las órdenes editoriales, se benefician de todas las injusticias que encubren...
HASTA ARISTOCRATIZAR solo su dignidad, como desalmados o asesinos; y lo ético les importa un pimiento, nunca he conocido un poeta español ético, sucios y desalmados en hechos siempre.
------

Hacer el mal siempre es algo -contraproducente a los valores éticos o a la razón- muy concreto y, precisamente, esos chulos -que van de rollo buenizándose a más rollo- siempre aplican el mal.

El mal o la crueldad es... CERRAR PUERTAS A:

- lo que es racional y ético,
- al que demuestra racionalidad y ética,
- a reconocer al que demuestra razón y ética.

Pero, finamente a todo truco cruel vestido de rosa, hacen lo contrario, cierran las puertas totalmente a eso.

3 de junio de 2013

José Repiso dijo...

Cadena Ser es un medio de manipulación que, pillamente como los demás, se las da de santoputas o de lo mínimamente humano, sino lo contrario.
Sí, jamás ayudan a algo constructivo, humano, racional, plenamente juego sucio o decente. Sí, al momento siempre, absolutamente siempre, van a ayudar al escritor SOBREPROTEGIDO, dominante o aristócrata a la situación -importándole un pimiento lo humano-. Nada hacen nuevo bajo el Sol, sino proteger al chulo, a lo recurrente que domina y lo corrompe todo.
Así, en época de Franco hubieran ayudado a los más sobreprotegidos, mediáticos, lameculos y... opresores de ¡todo!

José Repiso dijo...

Hay quienes, sin escribir libros (o sea, marketing en definitiva) saben más que los que han escrito quinientos.

---

Los árboles siempre han de tener espacio en el bosque para que, el bosque, sea realmente (sin engaño) bosque. Igualmente la verdad (o la demostración racional) siempre ha de tener espacio en una civilización para que, tal civilización, sea realmente (sin engaño) civilizada o ética.
---

En la vida, por lado está el camino de la VERDAD (del valor ético y del no engaño) y por otro lado todos los demás caminos, de éxitos, de dinero, de patrias que sirven al poder y construyen esclavos, de victorias llenas de mierda, de orgullos, etc
¡ELIGE!