------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 23 de agosto de 2014

El bien hay que hacerlo, nunca está ya hecho. El bien (de proteger al mismo bien: de quitar confusiones o, también, de desmontar el porque sí de tradiciones injustas y los prejuicios que destruyen los cimientos del mismo bien) te lo han hecho ya otros y, así, te lo encuentras ya hecho (solo queda por agradecer si tienes valor y alma)
Además, el que hizo el bien jamás puso excusas al hacerlo ni miedos (en cambio, tú sí todos los días); ni jamás puso excusas a la impotencia, falta de recursos y cansancios por la verdad y por el valor para no ser un cobarde que cede y se arrodilla ante el poder del mal
El bien y la verdad necesitan valentía, para no ceder a la sinrazón o a cualquier porque sí dictador o fanático, no cobardía.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Todo tiene un valor.
El agua tiene un valor para la vida.
Un río tiene un valor para el planeta Tierra.

Sí, todo tiene un valor innegable o irreductible, preciso o prioritario en tal o cual contexto.

Pues el mal valorar, la valoración inmadura, insensata o incompetente le extermina el valor a las cosas, y de ahí empiezan las crueldades.