--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 1 de junio de 2012

Si tú DESCUIDAS muchas cosas éticas y de COMPROMISO, siempre eso lo paga alguien. 
El poder siembra la inconsciencia porque, con sus instrumentos de demagogia y de proteccionismo de lo que le es más rentable, no puede evitarla. Lo que ocurre es que la mayoría ya está educada para ayudar al poder -por trucos de "patria", por lavado de cerebro mediático y por la paternidad moral que asumen de él- y, así, enferman también de inconsciencia.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

SOBRE POLÍTICAS -ANTIÉTICAS- DE RENTABILIDAD.

En época de crisis hay muchas cosas que no son rentables en ese momento -que no producen o no hacen bastante actividad económica; más aún, que no dan una imagen de credibilidad económica-:

La educación, la investigación, la salud, las pensiones, etc. Y en concreto: investigar por las enfermedades "raras" o minoritarias, cubrir la sanidad a los inmigrantes, la mayor atención a las enfermedades terminales, etc.

En cambio, sí da rentabilidad endiosar a todo el sistema financiero y especulativo de los bancos, porque da credibilidad internacional para saldar la deuda. Eso es lo rentable.

---

Aunque, al respecto, todo lo que es útil al mundo no es rentable a corto plazo: la sostenibilidad, la cooperación internacional, la mayor cobertura sanitaria, el uso de energías renovables y el cuido ambiental no, no son rentables a corto plazo ni menos en una época crisis.

Vinelli dijo...

Ahora entiendo por qué los países de más crecimiento no reducen la emisión de CO2; sencillamente porque tienen el único imperativo de hacer política de rentabilidad,


saludos

José Repiso dijo...

Hay algunos, en total INTOLERANCIA, que no se enteran ni se enterarán ¡nunca!, ni ahora, ni mañana..., e imponen su intolerancia objetivamente, así es.

Porque nunca se puede justificar la discriminación en los derechos humanos -ni la CENSURA en el derecho humano de la libertad de expresión- porque una persona insulte o porque una persona sea de tal forma o porque una persona parezca lo que parezca con criterios subjetivos.

¡Nunca!, los derechos humanos ni la mínima dignidad del ser humano tienen excepciones diseñadas para las conveniencias de los intolerantes. En concreto, para esos intolerantes.

José Repiso dijo...

No se puede exterminar una persona porque insulte, no se puede exterminar una obra -la de Baudelaire, Rimbaud o M. Hernández, etc.- porque insulte, no se puede exterminar la ley de Gravedad porque Newton insultara -considerando que todos los sabios lo hicieron-, así es, y jamás no se puede censurar la verdad porque insulte. Pues la verdad, objetivamente, es la que más ha insultado -y molestado y destruido poderes o privilegios- durante toda la historia.