--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 28 de junio de 2012

El que tiene las cosas claras va a la solución por el camino más corto con menos esfuerzos, recursos, gastos y evitando muchos daños -innecesarios-. Sí, así es por lógica y así es por deber -de cada cual según su responsabilidad-
Pero no se enteran..., puesto que la realidad demuestra que llegan hasta las últimas consecuencias: han disfrazado la estabilidad de bancos con activos tóxicos que nunca garantizan una estabilidad, renunciaron al ahorro oportunamente -en vez de inflar demasiado un déficit- para ahora convertirlo en una austeridad brutal que inmoviliza la inversión y el gasto público, etc.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Cuando ya sepan cuál es el agujero y al fin lo tengan claro, pues ya buscarán una solución... o cuando sea.

José Repiso dijo...

Han creado un cínico culebrón mediático y una intelectualidad del facilismo "peloteísta" que todos ayudan a confundir.

Cada vez tengo, sí, más convicción racional de que la confusión es lo que causa más injusticias.

Pero... ayudan y ayudan solo a la confusión por un laberinto de impuestas confusiones.

José Repiso dijo...

Unos dicen que el problema nada más es la banca, otros que nada más es el derroche -cada cual se arrima a su caprichosa conveniencia-.

Pero, mendrugo, el problema financiero ¿no fue un derroche de confianza ciega o de préstamos por doquier?, ¿no fue un derroche de gasto privado mediante las hipotecas?, ¿no fue un derroche de gasto de los ayuntamientos excesivo?...

Los ayuntamientos ESPECULARON con el suelo, las inmobiliarias ESPECULARON con las viviendas, los bancos ESPECULARON con las hipotecas, etc.