--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 16 de junio de 2012

La realidad funciona EN VERDAD DE VALORES ÉTICOS únicamente si tu aprecias y proteges tal verdad -y al que la demuestra, con reglas objetivas: las de la razón-.
La verdad real -de lo que existe-, y la que perfectamente -por voluntad- puede ser real, funciona en sociedad si tú la reconoces primero y no le das de lado -por otros intereses  particulares, pillos, buenistas o perversos que te meten a toneladas-. 

1 comentario:

José Repiso dijo...

El camino está demasiado claro, el camino es que no recompenses a lo mismo que recompensas las 24 horas del día -al mediático, a los intereses retorcidamente financieros que otorgas, al hipócrita de la moda, al que tiene situación y labia y demagogia de poder, al que utiliza el artificio o lo no vital y la no autenticidad, por una coherencia natural o emocional, en el arte, etc-