--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 28 de septiembre de 2019

Para que se defienda la verdad,  primero se debe saber siempre cuál es la verdad,  pero sabiéndola por un camino seguro o que  infaliblemente conduzca a la verdad.
Claro,  puesto que la verdad es...  lo que no te pueden engañar o confundir,  y eso es exclusivamente solo la razón  (o, bien, lo que es lo mismo:  quien la demuestra,  ya que no se da sola ni nunca se demuestra ni se descubre sola).
Y eso evidencia que, siempre antes de decir que se hace un bien, se ha de valorar sí o sí al que aclara u objetiviza la razón. No, ¡no hay otro camino! Pero la mayoría sigue valorando únicamente al engaño en sinrazón.

El BIEN, la RAZÓN correcta, el VER LA REALIDAD y el no error siempre tienen que ver con un ESTAR PENDIENTE de lo natural (Naturaleza) y de lo que es inengañable o no manipulable (o sea, del siempre ayudar a ése que demuestra-aclara la razón misma).
Eso es obvio e infalible, si quieres luz, ¡tú no puedes estar pendiente de la sombra! (o de ver a tus pillodeseos traídos del Limbo).
Los animales, en cambio, absolutamente siempre están pendientes de la Naturaleza, por eso, ven con infinita perfección a la realidad.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Cualquier PODER siempre te prepara o te impone el camino para que tú lo sigas (te condiciona para sólo elegirlo a él); por el contrario, el que juega limpio te lo enseña (te enseña un camino racional-ético y limpio). Por eso, tú siempre obligatoria e inevitablemente te formarás de mentiras, porque te dejas llevar por él (que es un instalador de sinrazones en la sociedad), por lo irrenunciable de sus interesados recursos-infraestructuras de mentiras que lo deciden objetivamente todo, de tales mediaciones de toda espectacularidad y prepotente comodidad en un no tener problemas y sí muchos premios-compensaciones.
EL DIABLO DA MÁS TRIUNFOS, MIENTRAS LA VERDAD SOLO DA DIGNIDAD Y CORAZÓN LIMPIO