--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 23 de septiembre de 2019


Las cosas como son; y ninguna verdad debe temer a alguna mentira, aunque a tal mentira la sobreprotejan miles de miles (sí, porque en suma esos van sobreprotegiendo al mal-sinrazón o a la mentira). Sobreproteger al mal es siempre  lo peor,  no lo hizo ni el diablo (pues no contaba con múltiples instituciones que lo hagan)
Los prejuicios constantes, los enturbiamientos por intereses de poder y los fanatismos a una fijación de lo sobreprotegido por conveniencias mediáticas o de líneas de poder infranqueables racionalmente, hacen una sociedad intoxicada totalmente de mentiras.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Si preparas a la razón para que te beneficie a ti, eso no es razón; si preparas al esfuerzo de bien para que te beneficie a ti, eso no es esfuerzo de bien. La razón no admite un dirigismo de arbitrariedad; el bien (como resultado inevitable de sensatez o de lo correcto o de lo racional) tampoco.

A través de tu silencio (esquivando todo lo que conlleva la ACCIÓN ÉTICA) siempre maltratas y matas a lo que importa.

Si tus esfuerzos favorecen a la sinrazón o al mal, indudablemente es que tus esfuerzos no están bien hechos o reparados en atendida ética o en responsabilidad (porque ya realmente, con tal reconocer el camino en conciencia, tengas esfuerzos que beneficien al bien).