--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Lo que apoya uno lo define y demuestra, además, qué madurez y capacidad  tiene ética o racionalmente; por lo tanto, el que ya ha tenido apoyos a una sinrazón está TOTALMENTE desacreditado para continuar una finalidad ética o racional. Esto es, debe dejar vivir a lo que hay porque evolucione o mejore ya al fin sin su incoherencia o estorbo destructor (si éste por ser importante o abusar aún con poder insiste a lo nazi contra eso que es la esencia del bien, el mundo sí tiene el derecho o la legitimidad de todo -incluida la cadena perpetua- para que deje de ser al fin  HdP o nazi)
Uno que ya apoyado insistentemente una sinrazón o que ha sido corrupto no puede de ninguna manera gobernar ni ejercer un cargo público, sencillamente porque ha perdido la autoridad ética o racional. Si te dejas engañar, ya -con esa carga de engaños que tienes dentro- no estás capacitado  para dar ejemplaridad ni ética.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Un científico NO PUEDE COMPAGINAR razones y sinrazones a conveniencia; sí, si quiere tener una autoridad o coherencia ético-racional jamás puede apoyar sinrazones y razones, sino únicamente razones.

Igualmente, cualquier persona en civismo responsable y coherente, jamás puede apoyar sinrazones y razones a un mismo tiempo como si nada, jamás.

Solo existe la justificación de la INCONSCIENCIA, es decir, que tal persona sea inconsciente de ello porque no lo advierte él ni se lo advierten (demuestran). Pero existiendo ya esas advertencias y demostraciones no hay ni una excusa ni justificación.

1 de octubre de 2014

---

El mantener la injusticia en la sociedad siempre tiene el mismo procedimiento: Un constante debilitar el acceso del pueblo a la verdad, al modo de vender un producto como verdad (que lo hacen unos que van consiguiendo poder: el charlatán político o mediático o escritor lameculos barriendo recursos públicos para su culebrón, el que se sirve de posiciones privilegiadas o de Dios para "sus" objetivos) pero, al mismo tiempo, se impide que la gente conozca lo otro que es mejor (la verdad demostrada solo con razón, no con sinrazón o con otra cosa a poder o truculencia)

23 de septiembre de 2014

José Repiso dijo...

SOBRE UNA FRASE: "Nunca tenga certeza de nada, porque la sabiduría comienza en la duda"
FREUD


Es verdad esto dicho de otra manera y es mentira dicho así:
- Si ya estás seguro, no sigues aprendiendo; o sea, no sigues corrigiéndote errores para aprender. Por eso hay que dudar o cuestionar que algo esté seguro.
- También, si dudas por principio, eso conlleva que dudas siempre de que has aprendido algo; o sea, dudas de ti mismo -como conocedor- y de tus propias posibilidades. Ya al dudar de tu capacidad, tu capacidad paulatinamente se desprotege y se pierde.
POR LO TANTO, LA DUDA HA DE SER SIEMPRE SENSATA, una duda no caprichosa o sistemática, sino sensata o racional
-