--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 2 de julio de 2013

¿Qué es el PENSAMIENTO CRÍTICO?


Pues únicamente el uso de las reglas racionales abiertas a la contraargumentación racional por encima de los prejuicios, de los gustos y de los fanatismos.
Prejuicio: verdad de antemano dada por costumbres, por convencionalismos y por concepciones no analizadas racionalmente (así, la religión inevitablemente es un prejuicio, y los conceptos superiores de raza, de clase, de patria, etc.).
Gusto: todo el apego emocional (lo que nos sugiere simpatía o semejanza, y casi siempre a unos estereotipos mediatizados).
Fanatismo: respeto incondicional a algo -por un interés de algún poder- que debe ser defendido de un modo exhaustivo y exagerado (es ya el resultado de la fijación o de la obsesión por un tipo de perfección que mediáticamente se ha inculcado).
Pues el impedir la racionalidad, usando prejuicios o gustos o fijaciones fanáticas; por lo que hay una cerrazón a la demostración, a reconocer racionalidad y a compensar racionalidad (eso es, un ninguneo, una indiferencia e intolerancia a la verdad). Todo envuelto en mentira, de la cual el poder se sirve; porque el poder no es nada sin mentiras -siempre las necesita y anulará a quien se lo impide-.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Al mentiroso, le ayuda mucho o todo (fanatismo, grupos de poder, intereses de mercado, de manipulación o de dominación, etc.) a difundir su mentira; por eso el mentiroso cuenta siempre -con pillería- como tu colaboración para una nueva mentira suya.
http://delsentidocritico.blogspot.com.es/

Reflexiona: ¿Cuántas veces se ha simulado que ya hay justicia? y, sin embargo, nunca la ha habido.
¿Cuántas veces que algo significaba la paz mundial y nunca lo fue (la guerra de Irak, etc.?
Te creerás miles de cosas... siendo mentira total del poder

José Repiso dijo...

Sólo hace falta una cosa para justificarlo todo: PODER -el que lo tengas o que te proteja-.
Así, toda crueldad se viste de rosa o de buenismo criminal.

---
El buenismo criminal antepone la sobreprotección de una imagen -de sí, de un negocio, de una región o país, etc.) a dignificar la realidad tal como es.
El buenismo criminal se defiende a través de todos los poderes y cobardías posibles, sobre todo de la apariencia; y huye de la conciencia a sangre fría -corriendo entre masas- o del corazón