--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 6 de abril de 2012

 "Solo Dios sabe qué nos ocurrirá"

LOS QUE NOS DIRIGEN NO SABEN PONER EN PRÁCTICA LOS DERECHOS HUMANOS -no, anteponen siempre muchos intereses a la dignidad-. Además, la sociedad, por tal contagio, no ayuda a los que alimentan una capacidad de un camino de coherencia y de práctica de los totales derechos humanos.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Cuando los derechos humanos están -sin rigor práctico- a la deriva es porque no existe una capacidad real -que dé confianza- que haga ponerlos en práctica.
Claro, todas vuestras responsabilidades DAN LAS ESPALDAS a eso -de una manera objetiva-, ninguneando al que alimenta esa capacidad, al que cuida una imprescindible racionalidad por esa capacidad.
Prefieren o priorizan, de la mañana a la noche, todo lo contrario, ¡el dejarse llevar por todo lo contrario! -que son todos los intereses establecidos sobreayudados que lo impiden-.

José Repiso dijo...

Mi agradecimiento y reconocimiento, con sus fortalezas y con sus pocos medios, a: Alex Pimentel, Luis E. Aguilera González, Luis Morago y Johana Arce.