--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 13 de noviembre de 2011

En la vida hay dos posturas: la defensa de la razón y de los que razonan demostrando (donde es imposible que quepa el "todo vale") y la defensa de otros muchos intereses que, utilizados partidaria y demagógicamente, justifican un "bien" forzado y fugaz -de apariencias- que provocará luego grandes males (es el caso del gran bienestar desproporcionado de antes de la crisis que, ahora, está causando muchas miserias).Las alianzas con el todo vale.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Si apuestas por apoyar al que razona y demuestra (aunque sea antipático), no hay "todo vale" ni errores; en cambio, si apuestas por apoyar otras cosas porque tienen hermosas apariencias, positivismos manipuladores y espectacularidad alucinante para un agradable momento descabellado, siempre hay errores y correspondientes injusticias.

Anónimo dijo...

La condición humana es así. Desde que el mundo es mundo esas cosas existen; por lo tanto aunque sea injusto siempre sucederá

José Repiso dijo...

Lo que no depende de la voluntad sí que de verdad ESTÁ DETERMINADO (el morir, el paso del tiempo, etc.).

Pero eso que indico solo depende de la voluntad (y no está determinado ni "está escrito para siempre").

Al igual, el esclavismo negrero parecía estar determinado, pero la voluntad de mucha gente lo ha eliminado. Y el que se casaran homosexuales, también que hubiera un presidente negro en los EE.UU., y cientos de cosas.

Así, lo que depende de la voluntad NUNCA está determinado; pero se necesita sembrar conocimiento y luchar para conseguirse, pues por sí solo o con pasividad sí que nunca se consigue.

Anónimo dijo...

El errado intelectualismo de ahora ha destruido la posibilidad de otra sociedad con menos frivolidad y depravación y abuso de los recursos. Este intelectualismo ha masacrado otra esperanza por la que lucharon con sacrificios de verdad todos los intelectuales anteriores.