--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 4 de abril de 2011

LUCHA HONDUREÑA OLVIDADA . "sin defensa alguna de organismos internacionales"

3 comentarios:

José Repiso dijo...

LA ABSOLUTA MENTIRA QUE AGUANTAN ALGUNOS -LOS QUE SON ÉTICOS- ES A ELLOS SE LES JUSTIFICA TODO -INDIGNIDAD, NO RECONOCIMIENTO, CENSURA, NINGUNEO Y HUMILLACIÓN- Y NI SIQUIERA ELLOS, NO JUSTIFICANDO NADA DE ESO, RECIBEN ALGO DE DIGNIDAD COMO... CUALQUIERA O COMO UN PERRO AL MENOS.
http://delsentidocritico.blogspot.com/
LA FALSEDAD TOTAL CON SUS MAQUILLAJES, INTERESES Y PODERES.

----------------

No se puede buscar la libertad a través de la falsedad -considerando que la falsedad es fácil y por eso la atiendes más-; lo que se razona es siempre difícil e implica comprensión, responsabilidad, molestarse -sin amparos de poderosos intereses- y compromiso: sólo por eso "tú" la desatiendes.
En el mundo se puede tapar-negar o "decir y... responder ante lo que hay" (son dos opciones).

José Repiso dijo...

Puesto que sólo saben robar dignidad, la tienen toda y eso difunden depravadamente a mentiras; puesto que sólo saben robar libertad, la tienen toda y eso difunden a más mentiras, ¡vamos!, como si todos la tuvieran, etc.; así son esos ultrahijodeputas interminables..., importándoles un pimiento si alguno tiene millones de veces menos dignidad o libertad que ellos.
Pero, ellos, impidiendo lo contrario, que es fácil pisoteando la razón o la ética, imponen que "todos tienen la misma libertad", y queda impuesto con tal libertad dictadora (eso, aún no saben que libertad, la humana, es sólo responsabilidad, ¡no se enteran!).

José Repiso dijo...

Si una persona es humillada de todas las maneras..., y no le ha sido válido la razón ni la ética ni nada cívico, entonces, debe obligatoriamente -por amor o respeto a sí mismo- insultar o descalificar POR DEFENSA PROPIA, sin inmovilismo o pasividad, como única manera ya por defenderse a sí mismo; si no, claro, es un imbécil y un cobarde, puesto que... no es capaz o no se atreve a respetarse - defenderse- a sí mismo, consintiendo eso, en prioridad.